Compartir
Publicidad

Niños con discapacidades en las escuelas públicas, carencia de medios para permitir una total integración

Niños con discapacidades en las escuelas públicas, carencia de medios para permitir una total integración
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el blog LaMima podemos leer un interesante artículo en el que se denuncia la carencia de medios para permitir que un niño con discapacidad pueda acudir al colegio público con toda normalidad. Muchos médicos y especialistas indican que para los niños que sufren determinadas discapacidades, como puede ser por ejemplo la acondroplasia, es tremendamente beneficioso encontrarse integrados en la convivencia del conjunto del colegio, logrando desarrollar su propia identidad y descubriendo todo aquello que les rodea y que les permite crecer como personas.

Integrar a un niño con discapacidad en una escuela pública es beneficioso para el niño. pero también para todos sus compañeros, hace crecer en ellos los valores, muy necesarios en nuestra sociedad, la aceptación, la comprensión y sobre todo el reconocimiento. Estamos de acuerdo en que los niños con discapacidades requieren una atención más especializada por parte de la educación pública y se tienen de adaptar los conceptos educativos, el equipamiento, la profesionalidad... pero esto no es un gran esfuerzo cuando el resultado es tan beneficioso para quien padece la discapacidad y para los compañeros de clase.

A través de LaMima podemos conocer una denuncia social en la que se muestra como Ainhoa, una niña con una plaza de integración educativa en un colegio, no ha suscitado el menor interés por parte de los responsables del centro hasta el punto de no haber realizado las adaptaciones necesarias al problema que sufre o de llamar por teléfono a sus padres para conocer un poco más el caso y las necesidades existentes. Hay que decir que no existe la excusa de que no conozcan a Ainhoa o desconozcan la discapacidad en cuestión. En el caso de la acondroplasia, es una enfermedad genética que se encuentra caracterizada por varios defectos de crecimiento desde el nacimiento, entre ellos destacamos la sufrida por las extremidades, piernas y brazos son de medida corta mientras que el torso presenta un estado normal.

Es necesaria una adaptación de la silla escolar y del baño entre otras cosas, pero son detalles que no suponen prácticamente esfuerzo alguno y que son de gran importancia para quien sufre el problema. Sin embargo, estas cuestiones no habían sido subsanadas por el centro al que debía acudir.

Nosotros conocemos un caso parecido, aunque la enfermedad sufrida por la niña era quizás más grave, el Síndrome de Angelman, también los padres sufrieron un calvario para que los responsables del centro se preocuparan un poco más por su integración en la medida de lo posible.

Mejorar la calidad de vida de los niños es tarea de todos, el Gobierno, las diversas entidades u organismos deben concienciarse y realizar todo aquello que beneficia y puede representar una mejora para los pequeños, sensibilidad y humanidad son condiciones muy necesarias para la educación y la integración.

Os aconsejamos visitar LaMima y conocer la experiencia de esta madre que en el día a día vive una batalla en pro de mejorar la calidad de vida de su pequeña Ainhoa.

Gracias por la información Antonio.

Vía | LaMima Más información | LaMima (anexo) Más información | Nacer Sano Más información | Un Jubilado Más información | Fundación ALPE Acondroplasia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio