Compartir
Publicidad

La primera noche fuera de casa

La primera noche fuera de casa
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Sabía que algún día llegaría este momento, pero no por eso me siento menos nerviosa. Esta será la primera noche fuera de casa de mi hija mayor, de seis años.

Como suele ser habitual, a partir de los seis o siete años, los colegios programan un excursión en la que el niño pasa una noche fuera de casa. Para muchos es la primera noche que duermen solos, sin mamá y papá, y en otro sitio que no es su casa ni la de ningún familiar.

¿Cómo debemos afrontar esta situación?, ¿Lo dejamos o no lo dejamos ir?. Sea cual sea nuestra opinión, no debemos forzarle ni tampoco impedírselo. Podemos ayudarle a que lo piense mejor (contándole quiénes irán, cómo será todo), pero la decisión no es nuestra, sino del niño. Y como padres, tenemos que aceptar y apoyar lo que decida.

Aunque los padres creamos que nuestro hijo no está preparado aún o por el contrario nos gustaría que fuese, es el propio niño quien debe decidir. Hay niños que se muestran ilusionadísimos con la idea de dormir fuera de casa, otros que todo lo contrario, y la mayoría, a los que les entusiasman las actividades de día, pero por la noche extrañarán a papá y a mamá, como es el caso de mi hija.

La primera reacción de mi hija fue negativa, imaginarse durmiendo lejos de su familia en un sitio desconocido la atemorizó. Pero luego sus amigos la fueron entusiasmando y finalmente decidió ir. Así que, después de revisar la maleta varias veces y de mil recomendaciones, hoy pasará la noche fuera.

Debo decir que a mi me cuesta bastante encajar esta primera señal de independencia, como le sucederá a muchos padres, pero a la vez me ha gustado ver cierto atisbo de madurez al superar su miedo inicial. Y por supuesto, al relexionar y decidir, ella misma, ir. En ocasiones somos los padres quienes trasladamos nuestra propia angustia a sus decisiones, pero nuestra misión es ayudarles a crecer y a madurar.

La primera noche fuera de casa supone una experiencia muy importante para el niño. Dormir lejos de sus padres y en un sitio que no es su casa marca el primer paso hacia su autonomía.

Foto | mollypop en Flickr En Peques y más | La primera noche fuera En Bebés y más | Dormir fuera de casa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos