Compartir
Publicidad
La hija de Brad Pitt y Angelina Jolie comienza un tratamiento para cambiar de sexo con 11 años: hablamos con un experto
Desarrollo

La hija de Brad Pitt y Angelina Jolie comienza un tratamiento para cambiar de sexo con 11 años: hablamos con un experto

Publicidad
Publicidad

El primer hijo biológico de Brad Pitt y Angelina Jolie nació niña, pero tiene muy clara su identidad sexual desde que era muy pequeño. Siempre se ha sentido un niño y tiene la suerte de contar con una familia que lo apoya incondicionalmente.

Hace un tiempo decidió abandonar su nombre antiguo de Shiloh por un nombre nuevo, John Jolie Pitt, y ahora va a dar un paso más allá hacia su reasignación voluntaria de género. Según ha informado la agencia AFP, ha comenzado un tratamiento hormonal para cambiar de sexo.

Siempre se ha sentido niño

No lleva melena, viste looks masculinos y siempre se ha sentido un varón más en la familia. Lo tiene claro desde que tiene uso de razón porque es parte de su identidad: él es un niño.

Los niños transgénero demuestran una identificación persistente con el sexo contrario, se refieren a si mismos como niños (en el caso de niñas) y viceversa, y rechazan de manera frontal cuando se les denomina del sexo del que son sus genitales. Sus conductas son las del sexo “opuesto”, y lo demuestran con un patrón estable en el tiempo.

Brad Pitt Y Angelina Jolie siempre han hablado abiertamente de la condición de su hija en entrevistas, así como en las redes sociales, y aunque estén separados dejan claro que ellos en ningún momento le dicen lo que tiene que hacer o cómo debe sentirse. En una entrevista en 'Vanity Fair' su madre explicó:

"Le gusta vestir como un niño. Quiere ser como un niño. Tuvimos que cortarle el pelo. Que ella misma encuentre su lugar".

Frenar su desarrollo como mujer

john

Bebés y más se puso en contacto con un especialista para comprender en qué consiste este tipo de de tratamientos en menores y aclarar si 11 años es una edad adecuada para comenzar.

Hablamos con Miguel Fernández Sánchez-Barbudo, Psicólogo Clínico y Sexólogo del centro de Salud de Ofra (Santa Cruz de Tenerife), y cofundador de la Unidad de Identidad de Género del Hospital Universitario de Canarias, quien nos ha explicado un poco más sobre la terapia hormonal en niños.

Nos explicó que cuando se llega al segundo estadio según la escala de Tanner, estadio en el que se comienzan a desarrollar los caracteres sexuales secundarios, y hay una intención clara de cambio de sexo, se utilizan análogos de la LHRH (hormona liberadora de gonadotropina) que actúan como frenadores de la pubertad.

De esta forma, se inhibe el desarrollo antes de que comiencen a producirse los cambios propios de la pubertad como el desarrollo de las mamas o la llegada de la menstruación, si hablamos de una niña.

No hay una edad mínima establecida para comenzar el tratamiento, puesto que no se corresponde con una edad cronológica, sino con un estadio del desarrollo que es diferente en cada persona.

La terapia con frenadores del desarrollo es reversible. Es decir que si se suspende, el desarrollo continuará normalmente; le vendrá la regla y se desarrollaran sus caracteres sexuales de mujer.

Si más adelante se desea continuar con el tratamiento de cambio de sexo, la siguiente intervención (en torno a los 14 años) consiste en utilizar andrógenos para masculinizar de forma gradual. Estas hormonas conseguirán que se desarrollen características masculinas como la voz grave, aumento de masa muscular, hipertrofia del clítoris y redistribución de la grasa corporal.

Más información | Gobierno de Canarias
En Bebés y más | Transexualidad infantil: qué dice la ciencia y cómo ayudar a los niños transgénero, La transfóbica campaña publicitaria contra los niños transgénero, No debe ser fácil: los padres de Luken le apoyaron para ser Lucía, ¿lo harías tú?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos