Compartir
Publicidad

El periodo de adaptación al cole

El periodo de adaptación al cole
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando se produce cualquier cambio importante en nuestra vida necesitamos un periodo de adaptación, para habituarnos, hacernos a la idea, sentirnos a gusto en la nueva situación…

Lo mismo les sucede a los pequeños cuando comienzan un nuevo curso escolar. Para ellos significa un gran cambio. Vienen del período vacacional en el cual los horarios y las reglas han sido más flexibles para comenzar con los madrugones, a cumplir horarios y a adaptarse a las normas.

El cambio es abismal cuando se trata de niños pequeños que van a la guardería o al cole por primera vez. Ellos sólo conocen el ámbito familiar y en la mayoría de los casos no se han quedado con nadie más que sus padres. Para ellos es una pérdida de su espacio seguro y conocido.

Significa ampliar su pequeño mundo, conocer un sitio nuevo, caras nuevas y sobre todo, separarse de sus padres. Todo esto crea gran inseguridad hasta el momento que vuelve a controlar y reconocer su nuevo entorno.

De ahí la gran importancia del período de adaptación. No se trata de complicarles la vida a los padres con los horarios de clase partidos, sino de ayudar a los niños a hacerles más llevadero el trance.

Suele ser el periodo del año que toda la familia lleva peor. Son inevitables los llantos al dejar a los niños los primeros días y el sentimiento de culpabilidad que nos inunda a los padres. Nos son días fáciles para unos ni para los otros, pero los padres debemos hacer todo lo posible por comprenderlos y contenerlos hasta que logren adaptarse.

Es importante llevar al niño todos los días pues al no acudir de forma habitual podría hacérsele más difícil el período de adaptación.

Debemos demostrar seguridad y confianza, crear actitudes positivas y evitar las frases negativas.

La comunicación con los maestros es también fundamental para facilitar el período de adaptación. Cualquier información que les ayude a conocer mejor al niño será bienvenida.

Hay que permitirle al niño que exprese sus sentimientos, permitirle llorar, que se enfade, y no agobiarlo constantemente interrogándole sobre el cole. Para cada niño el proceso es diferente. Algunos se adaptan enseguida mientras que a otros les cuesta semanas. Dejadle el espacio y tiempo que necesite, poco a poco el niño comenzará a contar su día a día y sus experiencias.

¿Cuándo podemos suponer que está adaptado? Cuando es capaz de intercambiar experiencias, cuando acepta y ofrece una comunicación afectiva, cuando se siente a gusto con sus compañeros y su educador, y cuando se siente seguro para expresar su mundo emocional.

Más información | Escuela El Tomillar Más información | Psicólogo en casa En Bebés y más | El síndrome postvacacional, también en los niños En Bebés y más | Adaptación al colegio En Bebés y más | Adaptación al jardín de infancia En Bebés y más | El gran cambio del periodo vacacional a la vuelta al colegio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos