Compartir
Publicidad
Publicidad

Descifrar el llanto del bebé

Descifrar el llanto del bebé
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Cuando las mamás y papás llegan a casa con el bebé recién nacido son muchas las inseguridades que le asaltan sobre todo si son primerizas. Tienen a su cuidado un bebé aparentemente frágil, indefenso, totalmente dependiente de los padres. Pero, rápidamente los recién estrenados papás aprenderán a cuidar bien a su pequeñín a conocerlo y a entender sus necesidades.

La primera situación que les alarma es el llanto, aquel que bebé parecía un angelito en la maternidad; al llegar a casa descubren que es un “gritador” profesional. El llanto es la única manera de comunicar sus necesidades y sensaciones. Sus diferentes maneras de llorar con cambios en el timbre y en la intensidad nos indican las necesidades del bebé.

Y aunque en el mercado existen analizadores electrónicos del llanto de los bebés, son los padres que mediante la interacción diaria aprenden a descifrar los avisos del recién nacido.

El llanto de hambre: es el motivo más obvio que lo hace gritar con mucha urgencia y que ningún cariño lo calma. El bebé sólo se tranquilizará después de quedar satisfecho. Si está llorando y han pasado algunas horas desde la última mamada, no lo dudes es hambre. ¿Dolor?: agudo, inconsolable, de repente…así se caracteriza el llanto por algún dolor. En los primeros meses son normales los cólicos. Intenta un masaje en la barriguita; si notas un comportamiento diferente no dudes en llamar al pediatra.

¿Agitación? El recién nacido es “bombardeado” con diferentes estímulos: barullos, luces, etc. y en ciertos momentos de mayor tensión, el bebé puede manifestar una verdadera crisis de llanto. El bebé está cansado, nervioso, puede querer que lo tengan en brazos. Algunos bebés lloran antes de dormir. No lo dejes llorar pensando que caerá dormido; él sólo busca un poco de cariño.

¿Frío?: Muchas veces cuando estamos cambiando el pañal o bañándole, el pequeñín comienza a llorar. Se debe a la sensación momentánea de frío y también por la sensación de desnudez. Con cubrirlo con una toalla dejará de llorar.

¿Soledad? Sí, puede ser. A veces siente la falta de su mamá o papá y comienza con un llanto imperioso casi desperado. No pienses que son caprichos, arrúllalo en los brazos con cariño y atención y verás como se tranquilizará.

En Bebés y más | Calmar el llanto del bebé | "Why Cry" |El llanto del bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos