Compartir
Publicidad
Publicidad

Comer en la guardería

Comer en la guardería
Guardar
7 Comentarios
Publicidad

Seguro que para muchos padres la hora de la comida en casa es un desastre. Hay que perseguirlos para que coman, rechazan algunos alimentos, no se sientan a la mesa…Pero en la escuela sucede todo lo contrario: comen todo, de todo y muy sentaditos.

Es típico de los niños. En la guardería o en la escuela se sienten parte de un grupo y se integran en las actividades colectivas que realizan todos los niños por igual y al mismo tiempo. Al ver cómo lo hacen los demás, acatan las normas del conjunto y no les interesa dar la nota.

A muchos padres les habrá pasado que en casa no comen muy mal y nos cuentan que en el colegio lo hacen fenomenal.

Dejarlos a comer en la escuela tiene muchas ventajas para su desarrollo. Se les enseña a comer solos, a usar la servilleta, a usar los cubiertos, a adquirir una buena postura y a manejarse en la mesa con autonomía. Lo importante no es que coman todo, sino que aprendan a comer de forma autónoma y una cantidad adecuada. Eso es lo que procuran en las escuelas.

Los menús son especialmente diseñados para que los niños aprendan a comer de todo, a probar diferentes texturas y sabores, y con los nutrientes adecuados a cada edad.

Se respetan las necesidades de cada edad. Lógicamente no es lo mismo el bebé que toma biberón que un niño de 3 años que ya come casi de todo.

Todas las guarderías adelantan el menú semanal o mensual para que los padres puedan combinarlo con el de casa.

Más información | solohijos.com En Bebés y más | El jardín de infancia en la educación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos