Publicidad

¿Son prácticas las cunas convertibles?

¿Son prácticas las cunas convertibles?
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy en día podemos encontrar diversos modelos de cunas convertibles en las tiendas de muebles para bebés. Pero antes de dejarnos llevar por la ilusión de armar la habitación ideal para nuestro bebé, debemos pensar en si es una solución práctica o no comprar una cuna convertible.

Existen cunas convertibles en camas y de las que hablaremos hoy que son muebles grandes que incorporan cuna, cajonera o estantería, cambiador y en ocasiones cama nido o cajones de almacenaje debajo. Éstas, una vez que no son utilizadas como cunas se transforman en cama con cajones o cama debajo más cajonera.

En el blog de Carrefour Yo llego a fin de mes, Pintxo nos cuenta por qué no comprar una cuna convertible. Se arrepiente de haberse dejado llevar por la emoción de padre primerizo al comprar un mueble cuna para su hijo. Veamos sus argumentos.

Muchos padres habrán tenido la misma mala experiencia que nuestro compañero Pintxo, aunque sin duda otros estarán encantados con su muebles cuna. Hablemos de cuáles son las desventajas de las que habla a la hora de evaluar si es una buena compra o no.

Por empezar, son muebles caros. Rondan los 1.200 euros dependiendo de los accesorios y las terminaciones que elijamos, por lo que debe ser una compra bien meditada. Es posible que parezca la mejor solución para espacios pequeños pero luego pase a convertirse en un trasto enorme difícil de adaptar. Comprar cada complemento por separado puede resultar más barato (calcula un ahorro de 500 euros) y nos permite adaptar cada mueble al espacio disponible.

Otra desventaja que tienen este tipo de muebles es que las medidas de la cuna suelen ser más grandes que las tradicionales por lo que es más difícil encontrar sábanas que se ajusten a ellas.

Por otro lado, la cuna es demasiado grande para un bebé recién nacido y no puede ser transportada, por lo que su uso real no es hasta después de los primeros meses. Una cuna más pequeña es más factible pasarla al cuarto de los padres y utilizarla con algún reductor evitando así el gasto de un moisés o una minicuna.

Además, si el día de mañana piensas tener otro hijo en cuanto a espacio es mucho más aprovechable una litera que una cama nido, aunque como todo, es cosa de gustos.

Desde luego, es una experiencia personal, pero es interesante antes de realizar una compra tan importante conocer la opinión de alguien a quien no le ha resultado. ¿Qué experiencia habéis tenido vosotros con las cunas convertibles?

En Bebés y más | ¿Moisés, cuna o minicuna para el recién nacido?, Cunas para bebés (II)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios