Mi bebé tiene miedo al momento del baño, ¿qué puedo hacer?

Mi bebé tiene miedo al momento del baño, ¿qué puedo hacer?
Sin comentarios

La hora del baño es uno de los momentos del día más especiales para los padres y el bebé. Disfrutamos juntos de ese ratito de relax, con el agua calentita, y seguido de una sesión de mimos y masajes.

Pero qué pasa si al bebé no le gusta el momento del baño, o antes disfrutaba con el baño como nadie, pero ha pasado a tenerle un miedo terrible.

De repente, un buen día el bebé no quiere ni oír hablar del agua, ni de la bañera, ni se quiere desvestir mientras se llena. No hay quien lo siente en la bañera, o llora cuando se abre el grifo o hay que enjuagarse la cabeza y extiende los brazos para que le saquemos.

Si esta escena te suena habitual y tu bebé tiene miedo al baño o de repente se asusta ante el baño, probablemente sea debido a algo que nos ha pasado desapercibido a los adultos: un mal trago de agua, sensación de ahogo al enjuagarse, agobio por el agua en los ojos, había más espuma de lo normal, el jabón le ha escocido, el agua le quemó en un momento dado, le asustó el ruido del agua saliendo por el desagüe...

¿Qué podemos hacer?

  • Traer al bebé al baño una vez que la bañera ya está llena, así no ve correr el agua desde el grifo o desde la ducha, que puede asustarle.
  • Evita enjuagarle la cabeza con el chorro de la ducha. En cambio, pásale suavemente agua limpia con las manos, o escurrida de una esponja sin jabón, y que no le dé en la cara.
  • Antes de la hora del baño, explícale con calma que no va a pasar nada, que le acompañamos, para que gane confianza y se sienta protegido o protegida.
  • Compartir el tiempo de baño, es decir, meterse en la bañera con el bebé. Así se sentirá más seguro y aceptará mejor el momento.
  • Introducir nuevos juegos en la bañera, juguetes acuáticos que no la han acompañado antes. Esa novedad la "distrae" del agua y hace que el baño sea novedoso y más divertido.
  • Ponerle de fondo su música favorita. Es bueno que durante el baño les acompañe una música que les ayude a relajarse, pero muchas veces por comodidad, o por prisas, no lo hacemos. Oír la melodía de su serie favorita y cantarla junto a ellos puede servir para mitigar el miedo.
  • Cambiar su pequeña bañera por la bañera grande. El contexto diferente también cambiará la percepción de la experiencia del baño.
  • Siempre conservemos la calma y la paciencia, si un día no se baña no pasa nada, acompañemos al bebé con movimientos suaves, palabras cariñosas y mucha comprensión. Unos papis nerviosos no ayudan a un bebé con miedo.

No se trata de introducir todos estos cambios de golpe y todos los días, sino ir probando, poco a poco, cada día, cosas distintas, para percibir cuál le ha tranquilizado más, y progresivamente hacer que pierda el miedo al baño y la hora del baño vuelva a ser un momento divertido.

En Bebés y más | Por qué a mi bebé no le gusta el baño, ¿Con qué frecuencia hay que bañar al bebé?

Temas
Inicio