Compartir
Publicidad

Haber sido buenos padres, lo que importa en el último momento

4 Comentarios
Publicidad

Haber sido un buen padre, el mejor padre posible, fue el último pensamiento que pasó por la cabeza de Ric Elias, en los que creía sus últimos segundos de vida. De eso fue de lo que más se arrepentía, de no haber sido el mejor padre posible, de no haber dedicado más tiempo y más atención consciente a sus hijos. Lo que le dolía no era el miedo a morir, sino el no ver crecer a sus hijos. Lo que más valoraría en el último pensamiento era haber sido un buen padre.

Ric Elias, que es directivo y fundador de una gran empresa de marketing, era pasajero del vuelo 1549, el avión que se estrelló al aterrizar en el río Hudson en Nueva York en enero de 2009. Estaba en la primera fila y pudo vivir muy cercanamente lo que hablaron los pilotos y asistentes de vuelo, por lo que, era perfectamente consciente de lo que estaba pasando y tuvo tiempo para repasar su vida entera en lo que pensaba que serían sus últimos momentos de vida.

Pensadlo un momento, los que tenéis hijos. Sean cuales sean vuestros logros, vuestras aventuras, vivencias, riqueza, posición o experiencias, posiblemente cuando llegue vuestra hora, si os faltó tiempo para vuestros hijos, si no estuvistéis a su lado cuando os necesitaron, si os dejastéis distraer por algo que os parecía más importante que ellos, os arrepentiréis.

Pensadlo. Yo tengo claro que mi pioridad es ser la mejor madre posible, puede que haya muchas cosas de las que me arrepienta cuando me llegue la hora, pero espero que no sea de no haber sido la madre que deseo ser.

Creo que el consejo de Ric Elías nos vale a todos: lo que importa en el último momento es haber sido buenos padres.

En Bebés y más | Ser un buen padre (III), Ser un buen padre (II), Ser un buen padre (I),

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio