Compartir
Publicidad

Guía rápida para el baño del bebé

Guía rápida para el baño del bebé
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con un ser tan pequeñito y frágil entre los brazos, parece una misión complicada, pero no lo es tanto si sigues unos pasos básicos. Esta es una guía rápida para el baño del bebé, que esperamos que sirva a los papás primerizos o a aquellos que pronto van a serlo para disfrutar de este momento especial con su hijo o hija.

  • Acondiciona el cuarto de baño para que tenga una temperatura adecuada, especialmente si hace frío. En esos casos, alrededor de 24 grados es una temperatura indicada para que el bebé no se enfríe.

  • Ten todo lo necesario preparado. No hay que dejar al niño solo ni un momento, por lo que habremos de dejarlo todo a mano para no tener que salir del baño. Toalla o capa, jabón específico, esponja, pañal limpio, crema para el culete y cambio de ropa.

  • Comprueba la temperatura del agua con un termómetro de baño o con la parte interna de la muñeca o el dorso de la mano. El agua no debe estar fría ni quemar, aproximadamente la temperatura ideal es entre 34-37 grados centígrados.

Baño del bebé
  • Desnuda al bebé y limpia la zona del pañal antes de introducirlo en la bañera suavemente. Cuida que mantienes bien sujeta su cabeza. Las bañeras pequeñas o los adaptadores son ideales para los primeros meses. Si realizas el baño tú solo, coloca un brazo a su espalda de manera que el bebé apoye su cabeza en el antebrazo, sosteniéndole por la axila y hombro. El bebé queda semiincorporado y bien sujeto.

  • Con la mano libre, inicia el lavado desde arriba hacia abajo, empezando por la cabeza y acabando por los genitales (aquí os recordamos cómo ha de ser el cuidado de la vulva y del pene). Presta atención a las zonas que hay que revisar especialmente porque suelen acumular suciedad, sudor...: el cuello y la zona de la piel con pliegues (axilas, muslos, ingles…).

  • Utiliza un jabón neutro para la delicada piel del bebé. Probablemente no tenga demasiado pelo para tener que emplear champú, recuerda que no todos los cosméticos son adecuados para su piel y se desaconsejan lociones, champús y talcos.

  • Tras el baño hay que secar muy bien todo el cuerpo del bebé, especialmente entre los pliegues, sin frotar, preferiblemente con toallas de algodón.

  • Colócale el pañal y viste al bebé antes de que coja frío. Ya está limpito.

El baño en sí se ha acabado, pero podemos "aderezarlo" con música, canciones, juguetes de agua, algún masaje para hacer el momento más relajante... Cada bebé se toma los primeros baños de una manera, pero ya verás como no es complicado y al final acaba cogiéndole el gusto, ¡hasta puede que cueste sacarlos de la bañera!

Esperamos que esta guía rápida para el baño del bebé os sea de utilidad y disfrutéis del momento con vuestros pequeños.

Fotos | Thinkstock y eVo photo en Flickr-CC
En Bebés y más | Consejos para cuidar la sensible piel del bebé, El baño del bebé cuando hace frío, ¿Con qué frecuencia hay que bañar al bebé?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio