Estas son las nueve frases con las que tranquilizo a mi hijo en su primer día de clase

Estas son las nueve frases con las que tranquilizo a mi hijo en su primer día de clase
Sin comentarios

¡La vuelta al cole ya está aquí! Tras un largo periodo vacacional los niños regresan a las aulas, y en mayor o menor medida es posible que se muestren nerviosos, dubitativos o inquietos ante la situación.

Los padres podemos hacer mucho para tranquilizarlos e infundirles ánimo, tanto si se trata de niños pequeños que comienzan el cole por primera vez, como en el caso de niños mayores. ¡Y es que los nervios del primer día no entienden de edad!

Esto es lo que puedes decir a tu hijo para ayudarle en su primer día de cole.

"¡Disfruta de esta nueva etapa!"

vuelta al cole

Con independencia de la etapa académica en la que se encuentre tu hijo, hacerle ver la importancia de disfrutar de la experiencia le ayudará a enfrentarse a su primer día de forma más positiva.

Anímale a pasárselo bien, a jugar, a disfrutar, aprender, conocer nuevos amigos... Evita frases como "pórtate bien" o "haz caso", y por supuesto amenazas del estilo "que no me entere yo que haces...", "como me diga la maestra que has hecho..."...

El colegio debe ser un lugar donde vivir experiencias positivas, agradables y enriquecedoras para los niños, y los padres podemos hacer mucho con nuestra actitud para que así sea.

"Será un día lleno de cosas increíbles"

vuelta al cole

Con el fin de calmar los nervios de nuestros hijos ante la vuelta al cole, con frecuencia caemos en el error de magnificar el primer día de clase, exagerando situaciones o asegurando cosas que realmente no sabemos si pasarán:"¡lo vas a pasar fenomenal!", "¡te va a encantar tu nuevo profesor!", ¡vas a hacer un montón de amigos el primer día!"...

Está bien tener una actitud positiva y optimista y transmitírsela a nuestro hijo, pero siempre con cautela y sin adelantarnos a los acontecimientos.

Si no es su primer año de escuela también podemos echar mano de buenos recuerdos y anécdotas divertidas de cursos anteriores ("¿te acuerdas de lo bien que te lo pasabas en clase el año pasado?", "¿recuerdas lo mucho que aprendiste y disfrutaste con aquel proyecto de Ciencias?"...), y de lo bonito que será reencontrarse con amigos y profesores.

En definitiva, debemos hacer ver al niño que aunque quizá el día no sea fácil para él/ella (especialmente si comienza en un colegio nuevo, cambia de etapa o no va a estar con sus amigos de siempre), va a estar lleno de nuevas oportunidades, personas a las que conocer y momentos que seguro merece la pena disfrutar.

"Vas a aprender muchas cosas nuevas"

Una cosa es segura: desde el primer día de colegio en la etapa infantil hasta el último día en bachiller, nuestros hijos no van a dejar de aprender cosas nuevas, y desde el principio los padres podemos inculcarles la importancia de aprenderlas con entusiasmo.

En este sentido, es importante que no hablemos del aprendizaje como una obligación, ni les presionemos con los resultados académicos. Por el contrario, debemos inculcarles el amor por aprender, pues gracias a ello desarrollarán nuevas habilidades para la vida, tendrán oportunidad de descubrir y trabajar sus talentos y descubrirán un sinfín de cosas bellas en cada nuevo aprendizaje.

"Me encantará que me cuentes después cómo te ha ido"

Separarse de mamá y papá será más llevadero para nuestro hijo si nos marcamos un objetivo conjunto para hacer cuando salga del cole, como por ejemplo pedirle que nos cuente todo lo que ha hecho durante su jornada.

Esto también le ayudará a darse cuenta de que aunque durante un tiempo no estemos juntos, nos interesa mucho conocer lo que hace en el cole y anhelamos que nos haga partícipes de esa otra parcela de su vida a la que los padres no tenemos acceso.

"Tienes que estar muy orgulloso"

La "vuelta al cole" no siempre es fácil para los niños, y pueden ser muchos los motivos que se escondan detrás de esta dificultad. Sea el motivo que sea, nuestro hijo se sentirá reconfortado si valoramos su esfuerzo y elogiamos sus ganas de afrontar el nuevo curso con valentía, a pesar de sus miedos, dudas, pereza, reticencia o dificultades.

"Confío plenamente en ti"

confiar en los hijos

La autoestima es algo que debe entrenarse desde la infancia, y los padres jugamos un papel fundamental a la hora de que nuestros hijos forjen una autoestima positiva, y crezcan fuertes emocionalmente y preparados para enfrentarse a los retos que les deparará la vida.

En este sentido, pocas frases tienen tanto poder como decir "confío plenamente en ti". Para nuestros hijos, saber que creemos en ellos les dará confianza para afrontar cualquier situación, tomar decisiones o enfrentarse a cualquier objetivo que se propongan en la vida.

"Yo también te voy a extrañar"

La vuelta al cole provoca en los niños un maremoto de emociones que no siempre saben cómo  gestionar. En el caso de los más pequeños, el miedo radica en separarse de sus padres para adentrarse en un mundo totalmente desconocido.

Frases como "no llores, no pasa nada" o "ya no eres un bebé, tienes que ser valiente", no hacen si no acentuar esa sensación de soledad y desamparo que siente el niño.

Lo mejor que podemos hacer en estos casos es permanecer siempre a su lado, y sin hacer un drama de la situación, demostrar a nuestro hijo que nosotros también lo vamos a extrañar y que vamos a pensar mucho en él/ella durante todo el día. Esta idea reconfortará al niño en los momentos que más lo necesite.

"Aquí estaré cuando salgas"

vuelta al cole

Muy al hilo de lo anterior, indicar a nuestro hijo que vamos a estar esperándolo cuando salga del cole le ayudará a afrontar la experiencia con mayor seguridad, tranquilidad y confianza, pues si hay algo que temen los niños -especialmente los más pequeños-, es que los padres desaparezcamos para siempre.

Por eso es tan importante despedirnos de nuestros hijos antes de que entren al colegio, y no salir corriendo aprovechando un momento de distracción  creyendo que así les ahorramos el mal rato, pues lo que estaremos provocando es justamente el efecto contrario.

"Te quiero"

Se trata tan solo de dos palabras, pero con un potente significado de conexión. Los padres deberíamos decir "te quiero" cada día a nuestros hijos, sobre todo en aquellos momentos de mayor vulnerabilidad, inseguridad o miedo, como puede ser el inicio de curso.

Recordarles que les amamos, que confiamos en ellos y que vamos a estar esperándoles a la salida del cole para seguir disfrutando juntos es todo lo que nuestros hijos necesitan para tener un feliz inicio de curso.

Temas
Inicio