Cómo explicar a los niños el Alzheimer y claves para que aprendan a tratar a los abuelos con esta enfermedad

Cómo explicar a los niños el Alzheimer y claves para que aprendan a tratar a los abuelos con esta enfermedad
Sin comentarios

El 21 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Alzhéimer, una fecha proclamada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y auspiciada por
Alzheimer’s Disease International (ADI) para concienciar sobre esta dura enfermedad, que afecta a uno de cada cuatro hogares de nuestro país, según los estudios.

El Alzheimer es un tipo de demencia que afecta principalmente a los mayores de 65 años, causando problemas con la memoria, el pensamiento y el comportamiento. Cuando esta dolencia  irrumpe en la vida de una persona, impacta también de lleno en la de toda su familia, pudiendo ser especialmente duro para los niños, que comenzarán a preguntarse qué es lo que le está ocurriendo a su abuelo o abuela.

Por eso, en un día como hoy queremos compartir algunas claves para explicar a los niños en qué consiste esta enfermedad y cómo pueden ayudar a sus abuelos con Alzheimer.

Cómo explicar a los niños que su abuelo tiene Alzheimer

explicar a los niños qué es el alzheimer

Cuando el Azheimer afecta a los abuelos es normal que el niño se sienta confundido, triste o inseguro a la hora de relacionarse con ellos, pues poco a poco se irá dando cuenta de ciertos detalles que le llevarán a preguntarse qué les está ocurriendo.

Como sucede con cualquier otro aspecto de la vida, es importante hablar con el niño con sinceridad, adecuando nuestro discurso a su nivel de entendimiento y contentando siempre a sus dudas.

La información no solo permitirá al niño entender por qué su abuelo actúa como lo hace, sino saber cómo debe tratarle y qué cosas puede hacer para ayudarle.
abuelos y alzheimer

La Fundación Pasqual Maragall para la Investigación sobre el Alzheimer ha publicado una serie de consejos para ayudar a los padres que necesiten explicar a sus hijos en qué consiste esta enfermedad:

  • Para empezar, los expertos consideran que el mejor momento para abordar este tema es a partir de los cuatro años, pues antes puede resultar difícil explicar a los niños una enfermedad tan compleja.

No obstante, debemos saber que cuanto más pequeño sea el niño más dificultad tendrá para entender que "el abuelo está enfermo", pues ellos entienden la enfermedad como un conjunto de dolencias con síntomas físicos evidentes (tos, estornudos, fiebre, dolor...), por lo que el Alzheimer les puede generar confusión.

Podemos ayudarnos de cuentos sobre el Alzheimer para explicar esta dolencia, así como de metáforas que le ayuden a comprender un poco más (por ejemplo: "al abuelo le sucede algo dentro del cerebro que le afecta a la memoria y a los recuerdos, por eso de le olvidan las cosas y actúa a veces de forma imprevista").

A partir de los ochos años, normalmente el niño ya está preparado para entender una explicación más detallada acerca de la enfermedad, sus fases y consecuencias.

  • Nunca debemos mentir al niño cuando nos pregunte acerca del futuro que le espera a su abuelo. Decir que se curará o que se le pasará pronto es generarle falsas expectativas que pueden hacerle mucho daño. En cambio, sí podemos decirle que se está investigando mucho y que nuestra ayuda es fundamental, pues los enfermos necesitan mayor implicación y concienciación de toda la sociedad.
  • Permite a tu hijo que exprese cómo se siente y aclara todas las dudas que puedan surgirle.
  • Igualmente, hay que respetar si en un primer momento el niño se muestra incómodo o confuso cuando está con su abuelo por las reacciones que este pueda tener. Debemos ser comprensivos y entender que para nuestro hijo no es fácil asimilar la nueva situación. No forzarle, darle tiempo y ofrecerle siempre nuestra ayuda es clave.
  • También hay que reforzar al niño la idea de que su abuelo le ama y le amará por siempre, aunque a veces confunda su nombre o no recuerde algunas de las vivencias que han compartido juntos.
  • Por último, si nuestro hijo quiere es recomendable hacerle partícipe de los cuidados, atenciones y compañía que requiere la persona con Alzheimer, aunque evidentemente en ningún caso debemos cargar sobre el niño semejante responsabilidad.

Claves para ayudar a los niños a tratar a sus abuelos con Alzheimer

abuelos y alzheimer

Aunque como acabamos de mencionar, jamás debemos cargar sobre el niño la responsabilidad de cuidar o acompañar a su abuelo, sí que podemos animarle a que jueguen y pasen tiempo juntos, pues hacerlo es muy beneficioso para ambos, además de ayudar al niño a crear recuerdos entrañables que quedarán por siempre en su memoria.

Así pues, y siguiendo las recomendaciones de los expertos, os compartimos una serie de pautas para enseñar a los niños a tratar a sus abuelos con Alzheimer y sacar el máximo beneficio al tiempo que pasen juntos:

Comunicarse con un lenguaje amable

Pídele al niño que se dirija a su abuelo utilizando palabras sencillas y un tono amable. Recuérdale la importancia de tener tener paciencia cuando le hable, dejar que se exprese, mirarle a los ojos y escucharle siempre con mucha atención.

Actividades y juegos para entretenerse

abuelos y nietos

Es recomendable fomentar el entretenimiento de la persona con Alzheimer con actividades y juegos que ayuden a entrenar las habilidades que ya tuviera adquiridas, al tiempo que aprende otras nuevas y favorece su estimulación cognitiva.

Además, el hecho de que abuelos y nietos pasen tiempo juntos permite estrechar vínculos, atender las necesidades afectivas y emocionales de unos y otros y crear bellos recuerdos que acompañarán al niño toda su vida.

Algunas de las actividades beneficiosas que el niño puede practicar con su abuelo son: crucigramas, sudokus, juegos de mesa, juegos de cartas, dibujo, pintura, música, tareas domésticas sencillas...

Ejercitarse juntos

Las personas con Alzheimer deben mantenerse activas e incorporar el ejercicio físico en sus rutinas diarias. El niño puede ser un gran aliciente para su abuelo a la hora de ejercitarse, por lo que podemos animarle a que piense en actividades y juegos sencillos que puedan practicar juntos.

Algunos ejemplos podrían ser salir a pasear, practicar jardinería, jugar a pasarse una pelota, hacer ejercicio con piernas y brazos...

El pasado como punto de conexión

abuelos con alzheimer

Según los expertos, cuando el Alzheimer está en una fase inicial es posible que la persona no tenga dificultades para recordar cosas que sucedieron en el pasado, por lo que viajar en el tiempo puede ser una excelente forma de conectar con nuestro ser querido.

En este sentido podemos animar al niño a que evoque junto a su abuelo recuerdos del pasado viendo juntos una película antigua, pidiendo que le cuente historias de su infancia, viendo un álbum de fotos, cantando viejas canciones...

Otros cuidados

Cuidar los unos de los otros es algo que los niños deben interiorizar desde pequeños. Con esto no queremos decir que deban responsabilizarse del cuidado de otras personas, pero sí empatizar con los demás y aportar su granito de arena para mejorar la vida de las personas que le rodean.

En este sentido, los niños pueden realizar gestos sencillos y cotidianos que ayuden al cuidado y bienestar de sus abuelos, como taparles con una manta si tienen frío, ofrecerles una almohada para que descansen mejor, limpiarles la boca después de comer, peinarles, darles crema en las manos...

Fotos | iStock

Más información | Fundación Pasqual Maragall

En Bebés y Más | La lactancia materna podría reducir el riesgo de padecer Alzheimer en las madres, Primeros signos de Alzheimer avisan desde la infancia: hallan genes de la enfermedad en niños a partir de tres años, Una niña de 14 años crea una app para ayudar a que los pacientes con Alzheimer recuerden a sus seres queridos

Temas
Inicio