Compartir
Publicidad
Publicidad

No al regalar por regalar

No al regalar por regalar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Debido a las fechas que se acercan, la publicidad y la televisión nos está bombardeando constantemente con anuncios de juguetes y de casas comerciales que fomentan las compras compulsivas usando multitud de estrategias, algunas desde mi punto de vista, nada acertadas.

Hace unos días, veo por primera vez un anuncio en la televisión en el que podemos ver a unos hermanos en la cama debajo de la manta, escribiendo la carta de los Reyes Magos. La siguiente imagen es el niño entregándole la carta a su padre, que dice algo así como "¡ya era hora!" y junto con la mamá se ponen a leer la preciada carta.

¿Os va sonando? Los niños que han sido muy recatados, sólo piden tres juguetes para los dos. Y entonces la madre dice entusiasmada: " Y si les pedimos también la muñeca tal cual", y luego el padre mientras apunta en la carta, "¡Si, y también el cochecito tal otro!" y se ponen como locos a aumentar la lista de regalos.

En ese momento pensé, que bien un anuncio para evitar el "síndrome del niño hiperregalado" del que hablábamos en el blog hace tan sólo unos días. Pensé que sería una campaña desde el Ministerio de Educación o desde el de Consumo para evitar el regalar masivamente a los niños, y creí que a continuación vendría un slogan tipo, no regales a tus hijos cosas que ni quieren ni necesitan, y derrepente resulta que es un anuncio de la primera empresa comercial del país para que los padres compren más juguetes todavía.

Alomejor os parecerá exagerado, pero realmente me indigné muchísimo. Anuncios cómo éstos no hacen bien a nadie y me sorprende que se sigan realizando. El favorecer que los niños continuen llenándose de regalos cada Navidad hasta hartarse en vez de fomentar el que los padres eduquen bien a sus hijos me parece un retroceso importante.

Creo que es nuestra obligación hacer entender a nuestros hijos que los regalos y lo material no es lo realmente importante en la vida. Además es necesario que ya desde pequeños comiencen a valorar cosas que no se compran ni se obtienen con dinero.

Está bien y resulta incluso emocionante regalar juguetes a los niños, pero siempre que sea de manera controlada, ya que corremos el riesgo de que con el tiempo se conviertan en adolescentes o adultos consumistas e incapaces de asimilar un no.

Leo en una noticia que ha sido publicada hoy que el que los niños se decanten por uno u otro juguete viene mediado por los medios de comunicación y la publicidad, sobre todo por la televisión. La mayoría de las veces este deseo no es la verdadera necesidad del niño.

Desafortunadamente en muchas ocasiones, los medios y especiamente la televisión, tienen una implicación muy importante en la educación ya no sólo de los pequeños, sino también en los adultos.

Anuncios como éste que animan a una actuación que resulta contraria a una buena educación me parece que no sólo no hacen publicidad a la marca, si no que hacen más difícil el convencer a la sociedad de ciertas conductas hoy en día muy arraigadas, como es el regalar cientos de juguetes para evitar nuestro sentimiento de culpabilidad.

En Bebés y más | Diez preguntas para comprar el juguete adecuado En Bebés y más | Esta Navidad habrá menos regalos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos