Compartir
Publicidad

Papás blogueros: nos visita Joaquim Montaner, del blog Los papás cuentan

Papás blogueros: nos visita Joaquim Montaner, del blog Los papás cuentan
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con motivo del Día del Padre, que ya está a la vuelta de la esquina, estamos realizando estos días el Especial Papás Blogueros, con entrevistas a algunos de los padres más conocidos de la red, que habitualmente nos cuentan cosas de sus vidas en sus respectivas bitácoras desde que son padres.

Hoy no visita Joaquím Montaner, padre de 6 criaturas, autor de varios blogs como Los papás cuentan o 1+1 son 8 y uno de los blogueros que está hoy en día a la vanguardia en temas de igualdad entre hombres y mujeres. Pero sin más dejaré que sea el mismo el que se presente.

P7230159

¿Quién es Joaquim Montaner?

Realmente hace mucho que no me llaman así… papá, papí,... es lo que más oigo. Tengo 40 añazos y hace algo más de diez años me enamoré de mi esposa. Ella tenía cuatro peques, dos niñas y dos niños. Y así me convertí en papá, en multipapi… de una tacada.

Más adelante buscamos más peques, de los dos, y vinieron dos más, otra niña y otro niño. Y nos convertimos en una familia de 8 personas… y, como no teníamos suficiente, la mamá y yo decidimos incorporar unas cuantas mascotas a la casa: perros, peces, tortuga, conejo, gatos…

¿Cómo es el día a día en una familia tan grande?

Realmente duro, muy duro… no quiero desanimar a nadie, pero es muy potente. Piensa que la #niña1 tiene 14 años y el más pequeño, #niño6, sólo tiene 5.

Aunque los más grandes se implican cada vez más en diferentes cuestiones relacionadas con el cuidado (propio, de los otros peques o de la casa) aún hay muchísimas tareas que dependen fundamentalmente de las personas adultas de la casa.

No es lo mismo tener que cocinar para 8 personas que para dos. Tampoco es igual el número de lavadoras que tenemos que poner diariamente en casa que el que pueda poner una familia con una criatura. No es lo mismo tener en la cabeza los contenidos del currículum de un par de peques que los de una franja que va desde 3º ESO hasta P5.

Además hay que templar muuuucho los nervios… hay que sacar paciencia de donde no la hay; hay que conseguir espacios 1 a 1 y esto es realmente difícil. Cada peque es completamente diferente de sus hermanos y de sus hermanas. Cada cual tiene sus ilusiones, sus gustos y sus aficiones… y dar una (medio) respuesta a esto… es francamente agotador.

Ser capaz de mantener “n” conversaciones simultaneas… realizar compras mastodónticas,... imagina, por poner un ejemplo, el principio del curso académico… ropa, material escolar, libros,... para volverse loco oiga.

No podemos olvidar tampoco la casa, las plantas, el jardín,...

Además te tienes que apañar para (y esto es muy importante) seguir cuidando tu relación de pareja.

Y, para rematar, todas estas cuestiones las tienes que hacer en un tiempo record porque tanto la mamá como yo trabajamos por cuenta ajena en nuestros centros de empleo.

Eres uno de lo padres blogueros que conozco que más está luchando por la igualdad entre hombre y mujeres. Hay gente que cree que educar en igualdad es enseñar a tu hijo a plancharse las camisetas, pero ¿cuáles son las directrices básicas para hacerlo?¿Basta con ocuparse sólo de los hijos varones?

Esta pregunta tiene mucho que ver con la responsabilidad. En muchos sitios se lee o se oye corresponsabilidad. Esto no está nada mal… pero creo que queda un bastante cojo este concepto hoy en día. Nuestras criaturas NO están predestinadas a establecer relaciones de pareja ni mucho menos a tener descendencia. Esta será decisión suya. ¿Dónde quedará la responsabilidad para un single? ¿o para alguien que opte por vivir solito?

Creo que debemos (sobre todo los varones, los padres) a darle un giro a estos discursos ya: de corresponsabilidad nada oiga… de ayudar en casa nada oiga; de sólo las cuestiones “sencillas” nada oiga… ¿qué sucede con la logística? ¿qué sucede con la coordinación de la casa?… qué sencillo es decir: “Yo bajo la basura” (pero la mierda la recoges tú) o “Yo voy a comprar” (la lista que tú me hayas hecho…) por poner un par de ejemplos directos.

NO tengo la corresponsabilidad de nada.Yo si tengo la responsabilidad de cuidar a mis peques.

Es el momento de dar otro paso más, mucho más serio y arriesgado: corresponsabilidad me suena, cada vez más, a aquello de “yo ayudo en casa” Yo, personalmente, (que a la vez me siento la mitad de algo precioso que es la relación que tengo con mi esposa y que también formo parte de un ecosistema familiar de ocho personas directas, más perros, más peces,… y en el cuál cada vez que alguna de las personas que lo componemos sufre, sufrimos todo el resto del ecosistema, y, también, formamos parte de diferentes espacios como pueden ser escuelas, trabajos, relaciones sociales,… y después de espacios más amplios y de círculos macros como la sociedad, la aldea global,… )

NO tengo la corresponsabilidad de nada. Yo si tengo la responsabilidad de cuidar a mis peques.

Tengas o no tengas pareja, convivas con otra persona adulta o no,… la(s) Responsabilidad(es) del cuidado es (son) de todos en conjunto y de quienes cuidan en particular (dentro de cuidado estoy incluyendo aquí mamis, papis,… a todos y a cada una… pero de una manera individual) y esto, todo esto,… me lleva a pensar que en uno de los ámbitos que más tengo que insistir, para no perpetuar tópicos ni estereotipos, ni arquetipos, ni llámalo como quieras de género… es en el cuidado, en el cuidado de mis peques: en que me vean currando a brazo partido por su bienestar, porque tengan un hogar seguro y limpio, porque tengan una buena alimentación y porque reciban amor.

Y, dentro de todo lo de arriba, sé que donde más tengo que insistir y donde más esfuerzo he de hacer es con mis pequeños varones, sin olvidar empoderar a mis niñas. Muchas veces es desesperante, porque NO tienen las misma disposición que sus hermanas. No surge de ellos mismos cuidar y hay que decírselo, hay que insistir. Pero también tengo bien claro la frase:

No te preocupes si tus peques no te escuchan.Preocúpate de que siempre están mirándote. Robert Fulghum

Es por eso que me esfuerzo en asegurar una paz en el hogar, tanto en el nuestro como en el de mis peques cuando sean personas autónomas y estén volando con sus propias alas… quiero que sean capaces de hacer una vida en la que no sean rémoras para otras personas… quiero que sean capaces de centrar sus energías en el amor y en la participación y no en el escaqueo, en el engaño o en la negación… y quiero muchas cosas… y como decía Escarlata: “juro por dios… que mis peques sabrán cuidar y sabrán cuidarse con justicia y con equidad” Porque serán personas responsables.

Quiero que mis hijos sean capaces de hacer una vida en la que no sean rémoras para otras personas

Esto ayudará para que ellos (y ellas también) sean agentes de cambio a su vez… en sus vidas, en sus entornos, en sus sociedades,… sobre ellos mismos y también sobre sus amistades o respecto a sus relaciones sociales y no permanezcan impasibles o mudos cuando vean a otros hombres abusando de mujeres o niñas (no hablo sólo de abusos sexuales… también te hablo de micromachismos, terriblemente cotidianos, como son “yo ayudo en casa” o “hazlo tú que se sale mejor y yo no sé”)

¿Qué te ha aportado ser un papá bloguero?

Bastante. Conocer a otros compañeros “blogueriles”, compartir inquietudes, experiencias,... Saber que no eres un bicho raro. Enriquecimiento personal (no hablo de algo económico eh?)

Y también mucha serenidad y tranquilidad… son muchas las entradas que no llego a publicar pero que tienen un efecto terapéutico brutal y que me permiten reflexionar sobre mi propia práctica, sobre lo que hago… y me ayudan a darme cuenta de como me equivoco muchas veces.

Y, en definitiva, una enorme satisfacción. Sobre todo últimamente que mis mayores me leen :-)

Img 20141116 Wa0009

El mundo de los niños ha sido hasta hace muy poco un mundo de mujeres, esto está cambiando y cada día se ven más padres implicarse en la educación de sus hijos. ¿Cuál crees que sigue siendo nuestro talón de Aquiles?

Es cierto que vemos cada vez más a papás acudiendo a los coles, en los centros de salud acompañando a sus peques a las citas de pediatría, compartiendo más tiempo con su prole, tomando decisiones sobre educación, salud, compras, etc. Si, va cambiando, pero este cambio es lento, lentísimo, demasiado lento a mi juicio.

Contamos con más papás presentes, si señor. Pero pienso que nuestro talón de Aquiles es precisamente este: poner el foco en “soy un papá presente”, “soy un papá responsable”; me explico: Esta presencia, esta responsabilidad (que no es Corresponsabilidad, por otra parte) deja fuera algo… y este algo es, precisamente, a nuestras niñas y a nuestros niños.

Es decir, los papás tenemos que incorporar y superponer en nuestra mente una capa ¿nueva?: Tenemos que tener en mente, presentes, a nuestras criaturas; Criaturas presentes. Esto es lo que los papás debemos incorporar.

Estemos físicamente con ellas o no. Estemos atendiendo a nuestras responsabilidades laborales o no. Estemos en nuestros momentos de ocio o no. Siempre. Criaturas presentes en nuestras cabezas. Tenemos que tener la preocupación por nuestra descendencia, por nuestros dependientes, incorporada a nuestros esquemas mentales.

Será así como consigamos ir difuminando y eliminando numerosos tópicos presentes hoy en día en lo que está inserto en el imaginario colectivo cuando se hace referencia a los padres y al cuidado de criaturas.

El concepto "papá bloguero" que habla sobre paternidad y que se informa sobre todo lo que hay en este mundo es relativamente nuevo en nuestro país, tanto que podemos decir que estamos en pañales. ¿Cómo ves el futuro?

Si que es nuevo en el estado español, pero no en otros lugares del mundo. Concretamente hay comunidades radicadas en Estados Unidos que cuentan con más de 1000 padres asociados. Aquí realmente estamos empezando a levantar el vuelo, pero para que veas una muestra (si haces ahora una búsqueda con google, el buscador te devuelve aproximadamente 421.000 resultados. No está nada mal)

Los padres blogueros estamos empezando a dar pasos muy concretos para trabajar como comunidad

Hace cuatro años empecé a realizar una búsqueda lenta, pero sin fin, gracias a un artículo de De Mamás y de Papás sobre las madres en la red que me hizo plantearme algunas cosas. La primera localizar blogs de padres, localizar a papás blogueros; en esa primera batida, insisto hace casi cuatro años, encontré 16 papás blogueros.

Hoy en día, después de casi 30 actualizaciones de esta lista de papás blogueros, se han incorporado muchos sitios y tengo localizados 97 papás blogueros. Algunos de ellos son auténticos ironbloguers y cargan contenidos con una frecuencia bastante alta; otros vamos un poco más lentos.

Además estamos empezando a dar pasos muy concretos para trabajar como comunidad, para enredarnos, para estar conectados entre nosotros. En el último trimestre de 2014 levanté una comunidad/grupo en facebook con el nombre #papásblogueros. Para pertenecer a este grupo hay algunas cuestiones previas:

  • Ser papá
  • Tener blog/página web en el que se habla de las experiencias o inquietudes relacionadas con el hecho diferencial de ser papá
  • Escribir (fundamentalmente) en español.
  • Poco a poco la comunidad se está autoregulando y, después de casi medio año ya, te puedo decir que funciona sola. Aunque también es verdad que no somos demasiados (aún) allí: hoy estamos dentro 35 papás blogueros sobre los 97 que hay en el listado.

    Copy Ppb

    Ha sido un placer tenerte en nuestra casa Joaquim y espero que en breve sigamos viendo cambios en nuestra sociedad.

    Más información | Los papás cuentan, #papanoara, 1+ 1 son 8
    En Bebés y Más | Papás blogueros

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio