Compartir
Publicidad

Viajar con bebés: en crucero

Viajar con bebés: en crucero
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al estudiar alternativas a nuestro viaje familiar, usualmente consideramos las que nos garanticen seguridad, comodidad, lugares interesantes y buen serivicio. Es por éso que cada día son más las familias que optan por contratar un crucero para sus vacaciones.

Cuando nos subimos a alguno de esos grandes barcos, ya hoteles o resorts flotantes, nos encontramos con un mundo de servicios a nuestra disposición. Pero, ¿ son los cruceros una opción para un viaje con nuestros bebés?

Siguiendo de cerca las últimas tendencias en cruceros podemos observar en los años recientes que las grandes empresas del sector han puesto su mira en las familias, especialmente en aquellas con niños pequeños.

Es así como hoy nos encontramos con una amplia oferta de barcos, itinerarios y servicios pensados para que tanto padres como niños puedan disfrutar de su tiempo libre en altamar.

Veamos pues, algunos puntos a considerar al elegir un crucero para disfrutar con nuestra familia cuando tenemos un bebé.

Oferta

Tal como hemos dicho, muchas empresas de cruceros han programado salidas temática para niños. De todas formas, por obvio que parezca, debemos controlar que el itinerario o barco elegido cuente con servicios para niños. De hecho algunas rutas están menos preparadas para los más pequeños que otras. Nos será más sencillo encontrar oferta adecuada en el Caribe o el Mediterráneo que para recorrer los fiordos noruegos o los mares asiáticos.

Reserva

Es imprescindible poner especial atención al momento de realizar las reservaciones pertinentes, que se detalle a todos los miembros de la familia y que los datos estén correctos. Nombres, fechas de nacimiento, documento, edades y requerimientos especiales. Y es en este punto donde las familia con bebé y niños en general prestarán atención al tema ya que una vez confirmada la reserva, no hay cambio posible (sin cargo, por supuesto). Por ejemplo: será mejor que pensemos bien si nos acomodaremos todos en una sola cabina durante todo el recorrido. Una vez iniciado el viaje, ya no habrá vuelta atrás.

Crucero con niños

Documentación

En algunos casos, cuando el itinerario toca diversos países, habrá que controlar la regulación sobre la documentación necesaria para que los menores bajen a puerto de visita con uno o ambos padres (hay destinos que sólo permiten a menores con ambos padres o con autorización legal en caso de bajar con uno sólo de ellos). Cada pasajero debe contar con la documentación completa y actualizada (hasta los bebés) y no olvidemos la libreta de familia en casa.

Política de cancelación

Leamos la letra pequeña. Los cruceros son una suma de servicios complejos. La contratación de una salida a bordo de uno de ellos implica que nos comprometemos a una fecha determinda en un barco específico. No hay posibilidades de cambios de última hora como podría darse con la reserva de una estadía de hotel simplemente. Los cargos de cancelación son importantes por lo que recomendamos enfáticamente la compra de un seguro de cancelación para prevenir que un imponderable familiar (tan frecuentes cuando tenemos pequeños en casa) nos salga muy caro.

Alojamiento

Tanto si contamos con el asesoramiento de una agencia de viajes, como si investigamos por nuestra cuenta en internet, pongamos especial atención a los tipos de cabinas disponibles. En algunos barcos hay cabinas de hasta 5 personas, en otros algunas cabinas pueden comunicarse, y también puede haber un descuento especial para una cabina adjunta destinada a nuestros hijos adolescentes. No será necesario cargar con una cuna de viaje, simplemente hay que solicitarla al momento de realizar la reserva familiar.

Servicios extra

Sabemos que en un crucero tenemos de todo. Pero atención: no todo está incluido en la tarifa que pagamos. Para no extenderme aquí, sugiero que lean los consejos para realizar un crucero en familia sin que se agote el bolsillo donde aclaramos un poco este tema.

Tengamos en cuenta, por ejemplo, que dentro de las comidas y bebidas incluidas, no suele estar la comida de bebé, las gaseosas o la leche. Sin embargo, algunas líneas de cruceros temáticos tienen menús especiales para niños. En todo caso, consultar antes de reservar.

Un servicio en el que pondremos especial atención cuando viajamos con nuestro bebé es el servicio médico a bordo. Todos los barcos están bien provistos de cobertura sanitaria, en algunos casos hasta con instalaciones médicas de gran complejidad. Sin embargo, para nuestra tranquilidad de conciencia, consultemos el caso del barco elegido. Asimismo, contemos con llevar la medicación que tomemos regularmente para viajar sin interrumpir un tratamiento médico.

Por último, recordemos que cuando estamos a bordo de un crucero, solemos pasar mucho tiempo al aire libre en las zonas de piscinas, cubiertas y demás. Además, la superficie del mar actúa como un espejo multiplicando el efecto del sol por lo que la protección de la piel de nuestros bebés (y la nuestra) debe ser completa y durante todo el tiempo. Sin temor de ser repetitiva: protector solar, gorro, gafas y agua.

Bebés y más | Viajar con bebés: ¿a partir de qué edad pueden viajar? Bebés y más | Viajar con bebés: kit básico Bebés y más | Viajar con bebés: en avión Diario del Viajero | Cruceros temáticos Diario del Viajero | El viaje en barco más bonito del mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos