Compartir
Publicidad

"Museu del Ferrocarril", en Vilanova i la Geltrú‏

"Museu del Ferrocarril", en Vilanova i la Geltrú‏
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este verano, aprovechando que estábamos en la costa del Mediterráneo, nos acercamos un día al Museu del Ferrocarril de Vilanova i la Geltrú, ya que Jon, como muchos otros niños, es bastante aficionado a "Thomas y sus amigos" y nos pareció que podría ser divertido y sobretodo curioso para él ver trenes como los que tiene, en juguete, pero en tamaño real.

Allí alucinó, como también lo hicimos nosotros, viendo trenes de principios del siglo pasado de un tamaño descomunal y con la típica forma de locomotora de vapor que solemos dibujarles a los niños. Jugamos todos un rato en el parque y en la zona interior, donde pudimos ver una maqueta en funcionamiento, dibujos animados explicando un poco la historia del museo y jugar con juguetes infantiles, entre otras cosas.

Dónde está

El Museu se encuentra en las instalaciones del antiguo depósito de locomotoras de vapor de Vilanova i la Geltrú, que está justo al lado de la estación de trenes de RENFE. Como fuimos en tren, nos vino genial, ya que es salir de la estación y toparte casi con la entrada del museo.

La rotonda

La rotonda es la edificación más emblemática. En ella encontramos un edificio semicircular en el que están los vehículos que mejor ilustran la historia del ferrocarril y su evolución tecnológica. En la parte exterior de la misma hay muchas otras locomotoras de diferentes épocas.

Una de las colecciones más grandes del mundo

museu-del-ferrocarril-vias.jpg

El Museu del Ferrocarril cuenta con más de ochenta vehículos de todas clases: locomotoras eléctricas, diesel, vagones de viajeros de muchos tipos, entre los que destaca una réplica del primer tren que circuló en el Estado español en 1848. Yo, sin embargo, no recuerdo haber visto tantos como ochenta trenes...

De entre todos los vehículos, el conjunto de más valor es la coleción de 28 locomotoras de vapor, ya que se trata de una de las colecciones más completas del mundo, siendo algunas de ellas piezas únicas.

Otros objetos relacionados

Además de los vehículos en el museo pueden verse otros elementos del mundo del ferrocarril como campanas, teléfonos, botiquines, relojes e incluso maquetas de trenes y de instalaciones ferroviarias.

Una de las cosas que más nos gustó fue una representación en tamaño real de los controles de las vías con todas sus palancas preparadas para ir cambiando las direcciones de los cruces.

También nos sentamos en un Talgo de la década de los 50 y pudimos darnos cuenta de que no son tan diferentes a los trenes actuales (y que hasta el olor de la moqueta nos recuerda a los trenes de hace pocos años).

Actividades familiares

museu-del-ferrocarril-zona-de-juegos.jpg

Todos los domingos se ofrece una actividad diferente enfocada a las familias. Se trata de una iniciativa destinada a hacer la visita al museo más activa para que todos sean partícipes. En nuestro caso fuimos un sábado, así que no pudimos disfrutar de dichas actividades y no puedo, por lo tanto, dar mi opinión.

Horarios

El Museu está abierto de martes a domingo de 10:30 a 14:30 y los sábados, además, de 16:00 a 18:30.

Precios

Los precios de las entradas son de 5 euros por persona a partir de 18 años, con posibilidad de volver a entrar gratis el mismo día y otro día, dentro de un plazo de 30 días desde la compra (los niños hasta los 5 años no pagan entrada).

museu-del-ferrocarril-maqueta.jpg

Hay una tarifa reducida a 4 euros la entrada, para los niños de entre 6 y 17 años, familias numerosas, estudiantes o con carnet joven,... que cuenta con las mismas condiciones que la tarifa normal y también una tarifa superreducida a 2 euros para jubilados, trabajadores de empresas ferroviarias, etc.

También hay precios especiales para grupos con diferentes precios según la visita sea libre o guiada.

Conclusión

Un buen recurso para pasar una mañana entretenida viendo trenes y locomotoras descomunales y pudiendo entrar en algunas de ellas. Hay zonas para que los niños jueguen tanto en zona interior como exterior e incluso algunas mesas para quien quiera sentarse a comer alguna cosilla.

Si lo pides, te dan un recortable para que crees en casa, con tijeras y pegamento, una maqueta de la rotonda del Museu con algunos trenes y hay disponible una tienda con diversos artículos relacionados con la exposición, por lo que, a nivel general, la visita al Museu del Ferrocarril nos pareció entretenida y enriquecedora.

Más información | Museu del Ferrocarril En Bebés y más | Viajar con bebés: en tren, Al Museo Geominero con los niños, Audioguías infantiles en el Museo del Prado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos