Compartir
Publicidad

Al Museo Geominero con los niños

Al Museo Geominero con los niños
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este jueves hemos estado en el Museo Geominero de Madrid. Hemos hecho la visita con un grupo de niños de la Asociación Epysteme y ha sido una salida muy divertida e interesante.

Yo pensaba que los más pequeños no disfrutarían, pero una vez más, me he quedado corta evaluando las capacidades de los niños. Entre los asistentes hubo bastantes niños de cuatro y cinco años, como podéis ver en la foto, y disfrutaron tanto como yo, mi hijo o nuestros amigos adolescentes.

Como os digo, es una visita que, con un poco de preparación por vuestra parte, puede suponer una experiencia maravillosa que introduzca a los niños en los misterios de la Tierra, su pasado y su formación. Y es que la curiosidad de los pequeños es enorme, unicamente es necesario alimentarla.

Mireia y Pablo en el Museo

La entrada al Museo Geominero es gratuíta y la verdad es que estaba casi vacio, pues además de nosotros solamente hubo un grupo de alumnos de un instituto y algunos adultos. El edificio donde se encuentra la colección es ya una preciosidad. Varias terrazas abiertas en un patio cerrado y preciosas cristaleras de colores hacen que el abiente sea especialmente propicio para la concentración y el disfrute.

Vimos fósiles de todo tipo, dioramas preciosos sobre la vida prehístórica y minerales de todas las clases. Los fósiles, ordenados por épocas, fueron lo que más les llamaba la atención a los pequeños, que me asaltaban a preguntas. Los troncos fosilizados, las plantas, los trilobites, las reproducciones de exavaciones de mamuts o el craneo de un tiranosaurio les extasiaron.

Aunque sin duda la estrella de la visita fueron los cráneos de homínidos. El verlos unos al lado de otros, comparar sus formas diferentes, tocarse la cabeza descubriendo que los homo sapiens no tenemos arcos supraciliares, ni prognatismo, ni el craneo plano fue toda una aventura.

Os recomiendo esta visita al Museo Geominero y os aseguro que los niños, a partir de los cuatro años, van a pasar un rato apasionante y os van a hacer muchas preguntas, de manera que sin duda los mayores también vais a tener que aprender un montón.

Via | Blog de Epysteme Sitio oficial | Museo Geominero

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos