Compartir
Publicidad
Publicidad

Las mejores películas infantiles: "Goofy e hijo"

Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuámos con la selección de nuestras mejores películas infantiles, y en esta ocasión os treamos el primer largometraje que tiene como protagonista a uno de los personajes Disney más alocados y queridos por todos nosotros. Nos referimos a "Goofy e hijo".

Una historia atípica sobre la relación padre-hijo a través de las vacaciones de verano de uno de los mejores amigos del ratón de oro de la factoría Disney. Sinceramente, hasta que salió esta película nunca pensé que Goofy podría tener un hijo, ya que su vida es de todo menos aburrida. Pero tal vez por ello le haga ser un muy buen padre.

Puede no ser una superproducción de Disney, como Dumbo o "La Bella y la Bestia", pero la verdad que esta película siempre ha tenido un lugar especial en mi corazón.

Lo que cuenta

En "Goofy e hijo" (A Goofy Movie) nos enseña algo que no sabíamos sobre la vida privada de Goofy, el amigo de Mickey Mouse: es padre de un adolescente llamado Max. Así, durante las vacaciones de verano, Goofy tiene la "gran" idea de llevar a su hijo Max a pescar.

Los problemas empiezan cuando Max, quien teme convertirse de mayor en alguien como su padre, tiene otros planes. El chico ha quedado con compañera de instituto, Roxanne, que por fin se ha decidido a tener una cita con él. Pero Goofy no está dispuesto a permitir que su hijo le ignore durante las vacaciones familiares y no poder enseñarle el noble arte de la pesca...

Nos gusta porque...

Aunque sea un poco alocado y le ocurran multitud de situaciones peculiares, ¿a quién no le gustaría tener un padre tan divertido como Goofy? Es una película que obviamente busca que tanto grandes como pequeños logren pasar un agradable momento durante el visionado de la misma.

La torpeza, la inocencia y la bondad de Goofy son las encargadas de que no paremos de reír mientras vemos cómo se las tiene que arreglar para que su hijo Max no se avergüence de él y, a la vez, enseñarle que su padre no es tan aburrido e inepto como él piensa que es.

Por otro lado, su banda sonora hará que no paremos de mover el cuerpo mientras vemos cómo pesa Goofy, cómo se encuentra cara a cara con el Bigfoot o cómo Max intenta conquistar a la chica de sus sueños durante un concierto muy especial.

Valores que transmite "Goofy e hijo"

"Goofy e hijo" no deja de ser una película que rescata uno de los personajes más queridos de la casa y hacerle protagonista de una aventura familiar donde se puede apreciar la perspectiva de los hijos hacia los padres (en este caso a Goofy, con todo lo que ello conllevaría...)

También podemos ver cómo Goofy ve como poco a poco su pequeño Max se hace mayor y que ya no pasa tanto tiempo junto a su padre y se empieza a preocupar por cosas más típicas de la edad adolescente.

No obstante, al final se transmite la idea de que tanto padres como hijos deben respetarse y quererse tal y como son y saber que, pase lo que pase, siempre podrán contar el uno con el otro.

Recomendada a partir de los 3 años

Aunque la temática de "Goofy e hijo" son los problemas de la adolescencia, los niños de tres años en adelante podrán disfrutar de las locuras de Goofy y los intentos desesperados de Max por estar con la chica de sus sueños.

Puede que no sea una película comparable a otros clásicos del mundo Disney, pero sí que es especial ya que vemos como uno de nuestros personajes más queridos evoluciona como persona y no queda marcado simplemente por ser el patoso perro amigo de Mickey Mouse.

Padres e hijos disfrutarán de las vacaciones de verano de esta peculiar familia. Aunque al acabar de verla cada uno se habrá quedado con algo diferente: tener un padre parecido a Goofy, ser igual que nuestros padres de mayor, o qué podemos hacer si nos encontramos con un Bigfoot.

Vídeo | Youtube En Bebés y más | Las mejores películas infantiles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos