Compartir
Publicidad
Publicidad

Campamentos de verano: consejos útiles para elegir

Campamentos de verano: consejos útiles para elegir
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acerca el fin de curso y son muchos los padres que se plantean los campamentos de verano como una válida opción de entretenimiento para los más pequeños.

Los campamentos de verano tienen la ventaja de que plantean actividades divertidas, la mayoría al aire libre, y contribuyen a que el niño se relacione con otros niños, adquieran mayor autonomía y madurez. Daremos entonces algunos consejos útiles para elegir el más adecuado.

Los gustos del niño

Lo principal que hay que tener en cuenta son las preferencias del niño. La oferta es muy variada, hay campamentos de verano especializados en deportes, otros en idiomas, otros en actividades artísticas (teatro, música), otros en manualidades, y algunos en “de todo un poco”. Pero sobre todo, antes de elegir la especialidad, hay que tener claro si el niño está preparado o no para una experiencia de este tipo.

La idea es que el niño se lo pase bien, haga algo que le gusta y desarrolle capacidades que no desarrolla durante el resto del año. Evidentemente, no meteremos en un campamento de fútbol a un niño que le gusta la música. Intentaremos buscar una oferta que encaje con lo que le motiva a cada niño.

Presupuesto

Una vez que sepamos qué tipo de campamento buscar hay saber el presupuesto con el que contamos para a partir de ahí buscar las opciones que mejor nos encajen.

La mayoría de los Ayuntamientos organizan actividades de verano para los más pequeños, desde actividades deportivas hasta actividades artísticas, con precios asequibles para los empadronados, e importantes descuentos para familias numerosas.

También hay una amplia oferta de campamentos privados, con precios que suelen ser más elevados, pero algunos con actividades específicas en las se dan clases de montar a caballo, fútbol, tenis, o intensivos de idiomas, por ejemplo.

Seguridad

campamentos-de-verano

Una vez que hayamos decidido el sitio de acuerdo al presupuesto y a las preferencias de nuestros hijo, el siguiente paso es conocer las instalaciones para asegurarnos que son adecuadas y que cumplen con las medidas de seguridad necesarias.

Debe ser un sitio limpio, cómodo, seguro, con sitios de sombra, y si tiene piscina debemos asegurarnos que cumple con las medidas de seguridad adecuadas (vallas, socorrista, etc.).

La edad del niño

Muchos padres se preguntan a partir de qué edad pueden los niños asistir a un campamento de verano. La respuesta no es única, sino que depende de cada niño. Hay niños de tres años que disfrutan como locos de las actividades y otros que aún son muy pequeños.

Es muy importante informarse sobre los rangos de edades que participan en las actividades del campamento. Lo ideal es que sean juegos o talleres indicados para la edad del niño. Un niño que es mayor para las actividades que se plantean no se sentirá motivado, mientras que si es muy pequeño se verá incapaz de hacerlas y se aburrirá.

Para ello, los campamentos suelen dividir a los niños en grupos de acuerdo a las distintas edades.

Pide información

Preguntad todas las dudas que tengáis acerca de las instalaciones, los monitores, las actividades, la comida, los horarios, el transporte y todo lo necesario para aseguraros de que vuestro hijo estará a gusto.

Pide también la opinión de otros padres que hayan llevado allí a sus hijos para conocer experiencias de primera mano. Esto os ayudará a decidiros.

Además de todas las que hemos comentado antes, hay otras cosas importantes a tener en cuenta antes de contratar un campamento de verano. No se nos deben escapar cuestiones legales como por ejemplo: los seguros, el inicio y el fin del contrato, o que la oferta que se ha ofrecido sea la brindada.

Los campamentos de verano pueden ser una experiencia de lo más positiva para los pequeños. Es el momento de divertirse y pasárselo bien después de todo el año escolar, pero siempre hay que respetar sus deseos. Hay quienes prefieren simplemente quedarse en casa, y hay que comprenderlo. Aunque la mayoría de las veces son los padres los que necesitan una solución para dejar a los niños entretenidos mientras ellos trabajan.

En conclusión, tiene que ser una actividad placentera y estimulante para los pequeños. Aseguraros que vuestros hijos van a gusto y así vosotros os quedaréis tranquilos.

Fotos | pennuja y saritarobinson en Flickr
En Bebés y más | Todocampamentos.com, buscador de campamentos de verano, Cómo elegir un campamento de verano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos