13 juegos de agua divertidos y refrescantes para hacer este verano caluroso con los niños

13 juegos de agua divertidos y refrescantes para hacer este verano caluroso con los niños
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Llega el verano y con él ese calorcito (¡o calorazo!) que nos invita a refrescarnos y a disfrutar del sol. Y qué mejor manera de hacerlo que contando con varias opciones para poder jugar con nuestros niños y pasar un momento muy divertido y refrescante.

A continuación os presentamos algunas ideas de juegos de agua para hacer con niños en verano, que os pueden ser de gran utilidad para ofrecerles a los más pequeños gratos momentos de alegría.

13 juegos de agua divertidos y refrescantes para niños

1. Aspersores

Los aspersores son una apuesta segura para divertirse con agua, y no te preocupes si no cuentas con uno en casa. Puedes elaborarlos utilizando una manguera vieja que ya no utilices o tubos de PVC, solo debes abrirle huecos pequeños, conectarlos a la toma de agua y comenzar a disfrutar de toda la diversión y frescura.

2. Batalla de esponjas

Una opción divertidísima (además de económica), es jugar con esponjas llenas de agua. Solo necesitas utilizar esponjas de baño, de las que normalmente tenemos en casa, y tazas con agua para recargar las esponjas.

La idea es hacer un juego similar a las guerras de globos, es decir, tratar de mojar lo más que podamos a los demás, pero con la ventaja de ser mucho más práctico, rápido y sin desperdiciar dinero en materiales, pues las esponjas las puedes guardar y reutilizar.

3. Guerra con globos

¡Guerra de globos de agua! Se trata de un verdadero clásico del verano, y es que parece no tener fin la diversión que ofrece. Es uno de los juegos más simples que hay y con el cual tendrás diversión garantizada con tus hijos.

Para el juego podéis utilizar globos específicos de agua o globos "normales" (que podréis rellenar con más cantidad de agua).

4. Arqueólogos del hielo

Despierta el interés de tus pequeños congelando previamente algunos objetos con agua, y déjalos que vayan descubriendo de qué se trata.

Puedes colocar un poco de colorante para que no se vea con mucha facilidad de que se trata, pero no exageres, pues puede dejar las manos manchadas.

5. Toboganes para jugar

No necesitas tener acceso a una piscina enorme o al mar para poder divertirte con agua. Puedes poner una pequeña piscina en casa para tus hijos e improvisar algunos toboganes para que puedan lanzar sus juguetes. Esta es una opción perfecta para los más pequeños.

6. Pesca divertida

Puedes elaborar unos peces de plástico de diferentes colores dejando un pequeño orificio en donde estaría su boca, y con unos palos, hilos y clips, puedes crear una caña de pescar.

Colocas los peces en un bote con agua y jugad a ver quién puede pescar más en cierto tiempo. Incluso puedes aprovechar para enseñarles a tus hijos los colores con diversión.

7. Camareros con obstáculos

Este juego es ideal si hay muchos niños, pues se forman dos o más grupos que harán una carrera de relevo tratando de llevar un vaso con agua colocado sobre una bandeja (puedes usar un frisbee), mientras tratan de superar obstáculos para llegar hasta el final y vaciar el agua en un cubo. El primero en llenarlo es el equipo ganador.

8. Pistolas de agua

Otra opción infalible para la diversión es jugar con las pistolas de agua. En el mercado se pueden conseguir una gran variedad, que van desde las más sencillas hasta algunas muy impresionantes, que permiten además cargar una gran cantidad de agua.

9. Tobogán casero

Con un plástico largo puedes crear un divertidísimo tobogán en el que tú y tus hijos podréis jugar deslizándoos. Solo necesitas colocarlo en un espacio al aire libre y asegurarte que sea seguro (sin objetos peligroso cerca).

Incluye también un poco de agua con jabón sobre el plástico; esta es una fórmula mágica para la diversión.

10. Pescar la manzana

Para este juego de agua necesitas tener un cubo grande y llenarlo de agua. Ahí colocarás varias manzanas, las cuales deben ser pescadas utilizando solamente la boca, mientras que las manos permanecen detrás de la espalda para garantizar que no haya una ayuda extra con sus manos.

Nota: no solamente debe ser manzana, puedes utilizar cualquier fruta que desees, y lo más importante, que le guste a tus niños.

11. Concurso de saltos

Esta opción sí requiere de dos elementos imprescindibles: tener acceso a una piscina y que los niños sepan nadar. Se trata de hacer un concurso para determinar quién puede saltar más alto, más lejos, con más estilo, etc, para entrar al agua. Sin embargo, evita darle demasiada importancia a "quién gana" (para evitar una competitividad insana).

Una recomendación: si alguno de los niños no sabe nadar, no intentes este juego, hay muchas más opciones con las que todos los participantes se pueden integrar sin sentirse aislados del resto del grupo.

12. Serpientes de espuma

Con una botella plástica a la cual le recortarás la parte de abajo puedes crear una máquina de hacer serpientes. Solo necesitas tener agua con jabón para sumergir la parte por donde se cortaron las botellas, mientras soplas por la parte superior para crear grandes serpientes de espuma. Es un giro al tradicional juego de crear burbujas.

13. Dibujos de agua

Para este juego de agua requieres tener servilletas y rotuladores de diferentes colores. Pídele a tus niños que hagan dibujos al azar; pueden incluso ser solo líneas sin sentido.

Luego dobla las servilletas y sumérgelas con cuidado en un poco de agua, para luego revelar el maravilloso dibujo que se ha creado cuando la tinta ha entrado en contacto con el agua.

Juegos de agua para afrontar el calor

Estamos seguros de que con estas ideas de juegos de agua podréis pasar un tiempo maravilloso con vuestros niños, en el que no solo ellos se divertirán, sino que vosotros también.

Lo mejor de todo es que no requerís contar con muchos materiales o un gran presupuesto para poder pasar unos días de verano muy entretenidos. ¡A disfrutar!

Fotos | Portada (Freepik)

Temas
Inicio