Sigue a Bebesymas

Peligros en la cuna

La muerte súbita es, sin duda, una de las mayores preocupaciones de los padres y, a la vez, de los sistemas nacionales de salud, que siguen tratando de evitar el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL) con recomendaciones diversas hacia los padres.

La que más incidencia ha tenido a la hora de reducir el número de muertes en bebés es la de poner a dormir al bebé de espaldas, es decir, boca arriba. Sin embargo hay muchas otras recomendaciones que no se pueden ni deben obviar (que nadie que fume duerma en la misma habitación que el bebé, que no duerma con almohada ni un exceso de ropa de cama, etc.) y además hay otras nuevas relacionadas con el peligro de los peluches y las protecciones de cuna para los bebés.

Se trata de unos consejos que han decidido ofrecerse en EEUU a los padres porque mientras el número de muertes por SMSL parece disminuir, las muertes durante el sueño relacionadas con atrapamientos o asfixias han aumentado.

Por esta razón y para evitar que algún objeto que esté cerca de la cuna pueda ser un peligro para el bebé la AAP (Academia Americana de Pediatría) recomienda colocar a los bebés de espaldas para dormir y que duerman en una superficie firme en la que no haya ningún objeto suelto como sábanas, protectores acolchados, almohadas o peluches.

Sí, sé que los primeros días en el hospital siempre hay alguien que te regala un peluche precioso y que luego decidimos todos ponerlo a los pies de la cuna para que le haga compañía al bebé, sin embargo, por si acaso, es mejor alejarlos de ahí, por si un día el niño logra cogerlos.

En lo que respecta a las protecciones, recuerdo que nosotros tuvimos en la cuna para evitar que se dieran golpes. Como nunca llegó, ninguno de los tres, a utilizar la cuna, nunca supimos cuán necesarias o innecesarias son para prevenirlos. El peligro que conllevan proviene del riesgo que se originaría si el bebé logra llegar a ellas y poner la cara pegadita.

Si no hay nada lo más probable es que respire sin problemas, por los huecos entre los barrotes. Sin embargo, si tenemos protecciones acolchadas es más difícil asegurar que nuestro hijo está respirando bien, porque si se da la vuelta o repta hasta ellos, podría, como decimos, pegar la carita al acolchado, pudiendo ser peligroso.

En palabras de la Dra. Lisa Martin, pediatra del Sistema de Salud americano:

Hay muchos productos que no son necesarios y que incluso podrían convertirse en trampas mortales para el bebé. No se ha mostrado que los artículos como los protectores acolchados y los antivuelco para dormir prevengan las lesiones, y la preocupación es que un bebé pueda quedar atrapado y ahogarse […] A los bebés no les importa que la cuna sea aburrida, pero sí les importa que sea segura. Mientras más objetos hay en el espacio para dormir, más peligroso es para el bebé.

En resumidas cuentas, si un niño va a dormir en la cuna, lo más recomendable es que en ella no haya nada más que una sábana bajera y el bebé un poco abrigadito o con la temperatura de casa agradable, para no tener que andar tapándolo con sábanas, mantas o edredones que puedan quedar sueltos.

En cualquier caso, como padre y enfermero, recomendaría tener al bebé en la misma habitación e incluso, si puede ser, dormir con él en la cama para favorecer la lactancia materna (que también previene el SMSL), teniendo en cuenta todas las recomendaciones que deben llevarse a cabo en caso de dormir en la misma cama que el bebé.

Vía | Contexto nacional
Foto | ronin_z_e_r_o en Flickr
En Bebés y más | Por qué el chupete reduciría el riesgo de muerte súbita del lactante, La muerte súbita podría estar relacionada con bacterias, según un estudio, Colecho y muerte súbita según las asociaciones de Pediatría

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios