Sigue a Bebesymas

Será niño o niña

Si queremos conocer el sexo del bebé, lo mejor será esperar a ver qué dicen las ecografías, aun cuando éstas también puedan equivocarse. No obstante, y fruto probablemente de la relativa modernidad de los ultrasonidos, existen muchos métodos populares para predecir el sexo del bebé, algunos realmente curiosos.

Sobra decir que estos métodos carecen de base científica, por lo que su grado de acierto será, aproximadamente, del 50%. Se trata de pruebas más o menos estrambóticas, algunas provenientes de culturas lejanas, con tradición desde hace siglos, otras de origen desconocido, y algunas más modernas.

Distinguimos entre aquellas “pruebas” que se realizan antes del embarazo para conocer el sexo del bebé (incluso mucho antes, y no exclusivamente en chicas, como cuando éramos niños), para buscar o planificar que sea niño o niña y otras pruebas que sólo se realizan una vez se ha logrado el embarazo.

Métodos para predecir el sexo del bebé

De entre los métodos para predecir el sexo del bebé, podemos diferenciar entre aquellos que se realizan durante el embarazo (la cadena, los sueños, el aceite, la forma del vientre) de aquellas pruebas que pueden hacerse durante el embarazo o en otro momento (la cadena, la coronilla).

  • La cadenita, método popular allá donde los haya, sobre todo realizado en la infancia. Yo tengo recuerdos de un grupo de amiguitos haciéndonos esta prueba, lo que no sé es si acertaría… Existen distintas variantes: que la cadena sea de oro, que en el extremo tenga un anillo o una cruz, que balancee sobre la palma de la mano o sobre la barriga… El caso es que si la cadena se balancea hacia adelante y hacia atrás, se esperaría un varón. En cambio si el movimiento fuera circular el embarazo traería una niña.
  • La coronilla, sólo si tenemos ya algún hijo, pues hay que fijarse en el nacimiento del pelo de la cornilla del hijo anterior. Si el nacimiento lo tiene en el centro, el próximo bebé será niña; si lo tiene a un lado, será niño (aquí este método falla con mis hijas); si tiene dos nacimientos, serán gemelos-mellizos. No quiero pensar el pelo rebelde que ha de tener el hermano mayor de unos cuatrillizos…
  • Los sueños de la futura mamá: si sueña con círculos, será niña; si sueña con formas puntiagudas, será niño. Aunque no sé si es muy habitual soñar con formas geométricas, entre los sueños raros del embarazo...
  • Según la forma de la barriga: si es más puntiaguda, niño, mientras que si es redondeada o achatada, niña. Sin embargo, hay muchos tipos de barrigas y su forma depende más de otras cuestiones que de esta creencia popular.
  • La prueba del aceite: se echa unas gotas de aceite sobre la parte más saliente de la barriga, si se desliza rápidamente es niño, si lo hace de manera lenta, es niña. No sé si será muy efectiva para predecir el sexo del bebé, pero al menos quedará más suave la barriga…
  • Los antojos son otro mito a la hora de predecir el sexo del bebé: si a la mamá le apetecen dulces, es porque espera una niña; en cambio, si lo que desea comer son alimentos ácidos o salados, está embarazada de un varón.

chico o chica

Predecir o programar el sexo del bebé

Comentamos ahora otros métodos que servirían tanto para conocer el sexo del bebé durante el embarazo como para planificar que sea niño o niña, esto es, “programar” la concepción con el fin de escoger el sexo del bebé. Lo cual de por sí es bastante arriesgado ya que, sin tener en cuenta la arbitrariedad de los métodos, no siempre es sencillo calcular con precisión el momento de la ovulación.

  • La tabla china para conocer el sexo del bebé es uno de los métodos más extendidos, no sólo para saber si será niño o niña cuando ya ha llegado el embarazo, sino para “programar” la concepción según el gusto de la pareja. Este calendario está basado en la edad que tiene la mujer al momento de quedarse embarazada y en el mes en el que el bebé es concebido. No obstante no hay evidencia científica de su efectividad, si estáis interesados en este método, aquí os dejamos la tabla china para imprimir.
  • Nos trasladamos a otra cultura milenaria, en este caso a la civilización maya. La tabla maya para conocer el sexo del bebé parece provenir de los datos estadísticos que obtenían de estudios que ellos mismos realizaban. El método para mirar la tabla es igual que el del calendario chino: hay que mirar la edad de la mujer en el momento de concebir al bebé y el mes en que se produce la concepción. Por si os lo preguntabais, las tablas maya y china no coinciden.
  • La fórmula gitana combina la edad que tenía la mujer al quedar embarazada y el número de mes en que quedó embarazada (enero=1, diciembre=12). Se suman ambas cifras y si sale par es niño, si sale impar es niña.
  • Otra fórmula de origen desconocido es aquella que suma tres cifras: la edad de la madre, el número de mes en que nació y el del mes de la concepción. Si el resultado es impar, niño y si el resultado es par, niña.
  • Además tenemos métodos basados en el calendario lunar, que toma la práctica que utilizaban los ganaderos para preñar a las vacas en el momento adecuado según quisieran tener hembras o machos. En la web encontramos sitios como Príncipe o princesa, que se dedican a elaborar estas predicciones.
  • Hablamos finalmente de un método más para planificar el embarazo que para conocer el sexo del bebé, ya que se basa en la dieta previa a la concepción y el momento en que se produce la ovulación. El método Baretta fue diseñado por una bioquímica argentina llamada Adriana Baretta. Según ella, una dieta previa al embarazo garantiza la elección del sexo del bebé: el mayor consumo de productos ricos en calcio y magnesio favorece la procreación de niñas, mientras que el sodio y el potasio de niños. También entrarían en juego los ciclos menstruales, y aquí sí que habría cierta base científica: se ha demostrado que el momento más próximo a la ovulación favorece la procreación de niños, mientras que 48 horas antes se favorece la gestación de niñas. Aquí os dejamos todo lo necesario acerca de este método si estáis buscando un niño o una niña.

En definitiva, aquí algunos métodos para predecir el sexo del bebé. Seguro que podréis aportar otras pruebas que conozcáis, anécdotas más o menos mágicas que acertaron. ¡Y enhorabuena, sea niño o niña!

Foto | Meagan en Flick
En Bebés y más | Calendario chino para elegir el sexo del bebé, Cuando deseas tener un niño y es una niña (o viceversa), Elegir el sexo del bebé con el método Baretta, ¿Niño o niña?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios