Los cereales antes de dormir no hacen que duerman más ni mejor

Sigue a Bebesymas

bebe-durmiendo.jpg

Dar papilla de cereales por la noche o añadir unos cazos en el biberón es una práctica muy extendida en la actualidad y a menudo aconsejada por algunos pediatras que tiene el objetivo de hacer que los niños duerman más tiempo (coloquialmente se dice “para que aguante más”).

Lo cierto es que hay varios estudios y varias razones que desaconsejan dar cereales antes de dormir:

No hay pruebas fehacientes de que sea realmente efectivo

Se han realizado estudios comparando a bebés que recibían cereales antes de dormir y bebés que no los recibían sin encontrar diferencias en los patrones de sueño de unos y otros.

En un estudio realizado en 1989, por ejemplo, estudiaron a 106 niños de entre 5 semanas y 4 meses (ya digo que es del año 89, ahora un estudio así no se haría a esta edad) a los que dividieron en dos grupos. Unos tomaron cereales antes de dormir y otros no.

La intención era conseguir que durmieran 8 horas seguidas, pero al ver que ninguno lo hacía cambiaron el objetivo por 6 horas seguidas. Los resultados fueron los mismos. Ningún niño llegó a dormir las 6 horas seguidas ni hubo diferencias entre los niños que tomaban cereales y los que no.

En otro estudio de 1996, se estudiaron niños de entre 4 y 6 meses que tomaban leche artificial con cereales y niños de la misma edad que tomaban leche artificial.

Los resultados fueron que no había diferencias en el sueño ni en el peso de los niños, aunque sí se producía una elevación significativa de la parathormona, probablemente producida por un déficit de calcio en los niños que tomaban cereales.

Las digestiones pueden llegar a ser demasiado “pesadas”

Dar cereales por la noche a los niños y tratar de que coman un poco más para que estén más horas sin demandar alimento hace que muchos niños acaben durmiendo peor debido a que la digestión se hace más complicada y “pesada”, por estar demasiado llenos (algo así como una cena de Navidad cada noche) y por tratarse de una cena hipercalórica justo antes del momento en que menos calorías necesitan: la noche.

La introducción temprana de alimentos complementarios no se recomienda

Muchas madres empiezan a dar papillas de cereales a los 4 meses por este motivo (o para que engorden). Siempre que sea posible un bebé debería alimentarse única y exclusivamente de leche hasta los seis meses.

bebe-durmiendo2.jpg

El sueño profundo está asociado al Síndrome de la muerte súbita del lactante

Los bebés que duermen durante más tiempo y de manera más profunda pueden ser más vulnerables. Los despertares en los bebés son normales, habituales y un elemento protector contra el SMSL. Se trata, de hecho, de la manera natural de dormir de los bebés. Inducir el sueño profundo en los bebés puede ser peligroso y en cierto modo es ir contranatura.

(Por si sirve de aclaración, las personas mayores duermen poco y de manera muy superficial. Debido a su edad y a sus múltiples patologías, dormir de manera profunda durante mucho tiempo sería un riesgo para sus vidas).

Supone un exceso de calorías para el bebé, que pierde el control de las mismas

Los bebés tienen la capacidad de gestionar sus necesidades en base a lo que necesitan en cada momento. Un biberón o una papilla semi-líquida de cereales implica tomar calorías de más sin necesitarlas realmente.

Con las tasas de obesidad infantil que tenemos en nuestro país no tiene sentido acostumbrar a los niños a tomar los alimentos con más contenido en calorías antes de dormir (para luego en la edad adulta intentar cambiar hábitos explicando que por la noche hay que hacer comidas ligeras).

Montignac, el responsable de la conocida dieta Montignac, critica esta medida diciendo que se trata de una papilla a base de “harinas lácteas, innecesarias para el crecimiento y con la intención de anestesiarle, simplemente para que no despierte de noche y deje dormir a los padres”.

Sin embargo…

En mi práctica diaria me he encontrado con algunas madres que afirman que sus hijos sí duermen más cuando les dan cereales por la noche (aunque también me he encontrado con algunas madres que lo han intentado sin éxito).

Personalmente tengo la impresión que sí funciona con algunos (pocos) niños, básicamente porque al contrario de lo que dice el doctor House (“los pacientes siempre mienten”), me gusta creer que las madres me dicen la verdad.

Sin embargo la teoría me hace pensar que me equivoco al creer que podría funcionar con algunos niños: si tenemos en cuenta que muchos despertares provienen de cambios de fase en el sueño y no de la necesidad real de comer, darles o no cereales no debería suponer un gran cambio en el patrón de sueño de los bebés, tal y como afirman los estudios comentados.

Por otra parte, si dar cereales por la noche a los niños funcionara, los métodos conductistas para ayudar a los niños a dormir no existirían, ni sus autores seguirían vendiendo miles de libros. El método para ayudar a los niños a dormir no sería dejarles solos (normalmente llorando), sino darles cereales, digo yo.

Más información | Dormir sin llorar, Kellymom (en inglés)
Fotos | Flickr (gagilas), Flickr (chimothy27)
En Bebés y más | Alimentación complementaria: los cereales (II), ¿Cuándo duermen los bebés toda la noche?, Las tomas nocturnas del bebé: consejos para dormir más

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios