Compartir
Publicidad

Unos padres regalan al pasaje un kit de "emergencia" por si su bebé molesta en el avión

Unos padres regalan al pasaje un kit de "emergencia" por si su bebé molesta en el avión
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se sabe qué es lo que más molesta a los pasajeros de un avión: el llanto de un bebé. Entonces, ¿por qué no tomárselo con humor e intentar pasar el "mal rato" lo mejor posible? Es lo que han pretendido unos padres que viajaban por primera vez con su bebé y regalaron un kit de "emergencia" al pasaje por si su bebé lloraba durante el vuelo.

El kit consistía en unas golosinas para endulzar el momento, unos tapones para los oídos y una nota en la que los padres hablan por boca del bebé, una pequeña de un año, pidiendo disculpas por adelantado por si lloraba en ese su primer vuelo. Como si realmente tuviéramos que disculparnos por el llanto...

En concreto, estas eran las palabras de la nota que incluía el kit, difundido por las redes sociales:

Hola desconocido. Mi nombre es Madeleine, cumpliré un año el próximo 17 de diciembre y este es mi primer vuelo. Intentaré mostrar mi mejor comportamiento pero me gustaría pediros perdón de antemano en el caso de perder la calma, me enfado o me duelen los oídos. Mis padres han preparado para ti esta bolsa con algunos dulces. Además hay unos tapones en el caso de que mi primera serenata no sea tan agradable para ti como para mis padres.

Imagino que el detalle gracioso aplacaría los ánimos de muchos pasajeros predispuestos a molestarse por el llanto de un bebé, pero hay que ver cómo podemos ser tan poco comprensivos en estos casos, tanto que viajar junto a un bebé se considera un "peligro" que acecha...

En fin, está claro que falta bastante tolerancia en el caso de los bebés que, recordémoslo, no lloran por gusto ni por fastidiar al otro sino porque tienen alguna necesidad o miedo. Y por supuesto, los padres con niños pequeños tenemos derecho a viajar como cualquier otro.

Por eso nos preocupa que cada vez más aerolíneas se sumen a la zona libre de niños en vez de crear espacios amigables para ellos. Que sean los padres los que se disculpen de antemano y no la aerolínea la que les facilite las cosas, o lo hagan los mismos pasajeros "vecinos".

Tal vez sea algo que solo entendemos una vez tenemos niños, pero, ¿se nos olvida después? ¿Se nos olvida lo que fueron nuestros hijos o lo que fuimos nosotros mismos? ¿Por qué un niño es considerado como persona "non grata" de antemano en muchos lugares?

Esto nos lleva a muchos padres a preocuparnos en exceso por cómo estarán nuestros bebés en tal o cual sitio, cómo reaccionarán las personas de alrededor, incluso ponernos nerviosos y por ejemplo no poder calmarlos adecuadamente... cuando debía ser lo más normal del mundo que aceptáramos a los niños como niños, con sus llantos, sus risas y sus juegos.

Ojalá este gesto original de los padres que regalaron un kit de emergencia al pasaje por si su bebé lloraba durante el vuelo haya hecho reflexionar a más de uno... Me da por pensar que esos tapones para los oídos tal vez fueron aprovechados por algunos, no para librarse del llanto del bebé, sino de los gritos o risotadas de algunos pasajeros adultos que se creen que viajan solos y mostrando, entonces sí, una falta de respeto por los demás.

Vía | Antena 3
Foto | Thinkstock
En Bebés y más | Viajar con niños: en avión y en crucero, Parece ser que los niños también molestan en los aviones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio