Compartir
Publicidad

Un bebé viaja solo en el metro de Nueva York

Un bebé viaja solo en el metro de Nueva York
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Me pareció muy graciosa esta noticia que afortunadamente ha quedado en una anécdota y no se ha convertido en tragedia.

Una historia que representa lo que nos puede pasar a las madres de dos o más niños cuando salimos a la calle con los pequeños, que suelen ser casi siempre más rápidos que nuestros ojos.

Así le sucedió a Amarilis, una madre de Nueva York que estaba esperando el metro en el andén de la estación de Queens cuando se dio vuelta para limpiarle la nariz a su hijo mayor y al volver la vista su bebé de 22 meses había desaparecido.

El pequeño Stuart, a quien le encantan los trenes había subido al vagón cuando el tren llegó a la estación sin que la madre lo viera.

Puedo imaginarme la angustia de la madre en ese momento al ver que el bebé se había esfumado.

Afortunadamente una buena samaritana que vio la escena, se bajó en la siguiente estación con el bebé y regresó a Queens a devolvérselo a su madre.

Como advertencia, primero, nunca sueltes la mano de tu hijo en un andén, en especial si es fanático de los trenes. Y segundo, si tu hijo mayor tiene mocos, límpiaselos en otro momento. Es que hay que andar con mil ojos.

Vía | cadenaglobal.com En Bebés y más | Salir de compras con los pequeños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos