Compartir
Publicidad

Soy hombre y mi hija tiene que ir al lavabo: ¿entro al de los hombres o al de las mujeres?

Soy hombre y mi hija tiene que ir al lavabo: ¿entro al de los hombres o al de las mujeres?
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Probablemente os parezca una pregunta absurda y tengáis una respuesta muy clara y lógica. No sois los únicos, yo también tengo mi respuesta totalmente lógica. Sin embargo, es probable que os sorprenda saber que hay muchas personas que consideran que la respuesta lógica no es la vuestra, sino la opuesta.

Os pongo en situación. Eres un hombre que está desayunando o comiendo con su hija en un restaurante o bar, o simplemente te has ido de compras con ella a un centro comercial. Tiene 4 o 5 años y en un momento determinado te dice que tiene ganas de hacer pipí: ¿la llevas al baño de hombres contigo y la llevas al baño de mujeres?

La llevo al baño de los hombres, claro...

Es mi respuesta lógica. Es lo que yo haría (y digo yo haría porque yo tengo tres hijos varones, así que no me he visto en la disyuntiva). Entraría con ella en el lavabo de los hombres y me iría a los que tienen puertecita; limpiaría la zona con una toallita (siempre he llevado toallitas en mi bolso) y la pondría a orinar, o si no lo viera muy limpio la sostendría "al vuelo".

¿Por qué? Pues porque no veo el problema. Cuando uno entra en un lavabo de hombres no ve más que eso, hombres. No vas viendo cuerpos desnudos ni la gente va enseñando la churra así como así. Es más, creo que en mis 38 años de vida, orinando en lavabos públicos, no se la he visto a ningún tío.

De hecho, aunque así fuera (ahora mismo estoy pensando en un vestuario masculino, donde en más de una ocasión me he encontrado con niñas pequeñas), tampoco vería el problema. Todos somos humanos y tenemos un cuerpo, y ya está.

La llevo al baño de las mujeres, claro...

Es la respuesta que algunas mujeres dan porque no querrían ver a su pequeña en un lavabo de hombres. Es más, es la respuesta que hace unas semanas dio una mamá en la red de madres Mumsnet, animando a los hombres a entrar en los lavabos de mujeres porque igualmente los retretes son privados, y son lugares mucho más adecuados para una niña.

Muchas mujeres apoyaron esa opinión (de entre más de 500 comentarios), horrorizadas ante la imagen de una niña entre tanto hombre orinando, aunque muchas otras se opusieron ante la posibilidad de que ahora empiecen a entrar hombres en los lavabos de mujeres para acompañar a sus hijas.

¿Falta de confianza?

Es cierto que algunos lavabos para hombres dan más asco que otra cosa, pero sinceramente... el mismo asco da si entras con un niño que si entras con una niña. Yo he entrado con mis hijos a urinarios que estaban literalmente asquerosos, pero oye, es un momento, vas a orinar y punto.

Pero son minoría, ya digo. La mayoría de veces el lavabo está todo lo limpio que puede estar un lugar así que es público, y no es para tanto.

Sin embargo, lo que hay detrás de esto, creo yo, es una clara falta de confianza en nosotros, y en el resto de hombres. Deben imaginar que un lugar exclusivo para hombres es algo así como ese espacio en el que se da rienda suelta a los instintos, y que sus niñas corren algún peligro, o que pueden ser corrompidas, o que se va a arruinar su infancia por el riesgo de ver a un hombre orinando. Y qué queréis que os diga: ni son ese lugar que imaginan, ni como ya he dicho antes, pasaría nada si vieran más de la cuenta (que ya es raro que pase).

Ahora bien, si consideráis que me equivoco decídmelo, por favor, porque sigo pensando que el debate no tiene sentido y que es tan fácil como lo he contado al principio: entrar con tu hija en el lavabo de hombres, entrar en un cubículo cerrado y hacer lo que haya que hacer del modo más higiénico posible.

Foto | iStock
En Bebés y más | Cambiar el pañal al bebé fuera de casa, ¿qué tener en cuenta?, Porque ellos también cambian pañales: más cambiadores de bebés en los baños masculinos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos