Compartir
Publicidad
Publicidad

Primer día de cole de mi niña: ¡cómo sufrimos!

Primer día de cole de mi niña: ¡cómo sufrimos!
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Hoy me ha tocado pasar por el duro trance que algún día les ha tocado o les tocará pasar a todos aquellos que sean padres: dejar a tu hijo el primer día de colegio.

Aunque tanto ella como yo veníamos haciéndonos a la idea, el primer día siempre es traumático. Es ley. Sino, que levante la mano aquella madre cuyo niño no haya llorado el primer día de clases de su vida.

O mejor, que levante la mano aquel padre o madre al que no se le ha estrujado el corazón y hasta se la ha caído alguna lágrima dejando por primera vez a su pequeño en la guardería en pleno llanto.

Pues yo no soy la excepción, ni mi hija tampoco. Allí acabo de dejarla “a traición” en un momento de descuido en el que no se ha dado cuenta que me iba. Con sus dos coletas y con su uniforme nuevo.

Ya habíamos hecho un ensayo hace un par de días. Fuimos a la guardería, entramos a la que iba a ser su clase, conoció a su maestra y jugó un rato con los juguetes. Pero claro, todo con mamá.

Hoy ha empezado la función con el resto de los compañeros, la maestra y lo más importante: ella solita.

Ahora tocan unos días de adaptación. Primero un par de horitas, luego a comer y luego a comer y a dormir.

Seguro (eso espero) que en pocos días entrará contenta y cuando vaya a recogerla saldrá con una sonrisa. Pero que hoy ha sido difícil, no puedo negarlo.

En fin. Necesitaba contárselo a alguien. Porque estos son los momentos en los que una se siente la única madre del mundo que sufre y sé que muchos de vosotros también habéis pasado por esto algún día.

Tengo que ir a buscarla. Luego os cuento.

En Bebés y más | Adaptación al jardín de infancia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos