Compartir
Publicidad
Publicidad

Para ser feliz hay que tener dos hijas

Para ser feliz hay que tener dos hijas
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La parejita. Eso es lo que muchas madres buscan y lo que parece ser deseable para la mayoría de la sociedad, ya que cuando tienes un niño la gente casi desea que el segundo sea niña y cuando tienes niña, desean que sea niño para que así tengas uno de cada.

Sin embargo, si tu primer hijo es una niña lo mejor es que tu segundo hijo sea también una niña ya que, según un estudio, las familias más felices son las que tienen dos hijas.

El estudio se ha realizado en la Universidad de Ulster, en Gran Bretaña, donde se han entrevistado a 2116 familias con hijos menores de 16 años.

Resultados del estudio

Según comentan los investigadores:

Hemos encontrado que las familias con hijas son más felices porque las niñas tienden a generar un debate más abierto en torno a las emociones, algo muy saludable en tiempos de crisis. En cambio, las familias con niños tienden a ser menos expresivas y, generalmente, no hacen frente a los problemas emocionales.

Ante esta situación siempre hay excepciones, porque pueden verse niños con gran capacidad para expresar sus emociones y niñas mucho más “cerradas” e introvertidas, aunque en general las niñas parecen ser más propensas a generar un clima de diálogo, algo positivo cuando aparecen los conflictos.

Según comentaron dos hijas no molestan demasiado, hacen poco ruido en casa, ayudan, no pelean apenas, se complementan, juegan juntas, no se ignoran y disfrutan mutuamente.

Los niños, en cambio, suelen tener relaciones más cerradas, con menos diálogo y con menor manifestación de las emociones y por ello peor relación entre ellos y con los padres.

Conociendo estos datos uno podría pensar que cuantas más niñas en casa mejor, sin embargo esto no es así, ya que se observó en el estudio que demasiadas podría ser contraproducente: las familias con cuatro hijas eran las que tenían peor relación.

¿Y después, qué sería lo deseable?

Los autores del estudio analizaron 121 combinaciones familiares con un mínimo de dos hijos y un máximo de cuatro. La combinación familiar que quedó en segundo puesto fue para la mencionada parejita: un niño y una niña.

Los investigadores lo explicaron de la siguiente manera:

Los niños se benefician al tener hermanas debido a que aprenden a comunicar sus emociones.

¿Fue antes el huevo o la gallina?

Según comentan los autores del estudio los niños comunican peor las emociones que las niñas. Probablemente esto sea cierto, pero me queda una duda: ¿esto es así porque genéticamente somos así, o es así porque socialmente somos así?

Hay estudios que demuestran que los adultos cogemos a los bebés varones con más fuerza que a las niñas, con las que al parecer tenemos más delicadeza, todo ello de manera inconsciente, claro. Los hay también que demuestran que los adultos acudimos más rápido cuando una niña se cae al suelo que cuando lo hace un niño, probablemente, porque inconscientemente rodeamos a las niñas de un halo de fragilidad que no atribuimos a los niños, a los que tratamos como seres más rudos y menos sensibles.

Sabiendo todo esto es muy posible que los niños sean menos capaces de expresar sus emociones porque los adultos no promovemos que lo hagan (ya sabéis, cuando un hombre habla de sus sentimientos se dice que está en contacto con su lado femenino, como si los hombres no pudiéramos hablar de emociones) y, sin embargo, las niñas lo hacen porque dialogamos más con ellas y las tratamos de modo diferente.

¿Qué pensáis?

Vía | Mamás y bebés
Foto | Maggielovejun
En Bebés y más | ¿Cuántos hijos hay que tener hoy en día?, Cuando deseas tener un niño y es una niña (o viceversa), ¿Llegar al parto sin conocer el sexo del bebé?‏

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos