Publicidad

Papás blogueros: nos visita José María, del blog La parejita de golpe

Papás blogueros: nos visita José María, del blog La parejita de golpe
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Con motivo del Día del Padre, que está cada vez más cerca, vamos realizando estos días el Especial Papás Blogueros, con entrevistas a algunos de los padres más conocidos de la red, que habitualmente nos cuentan cosas de sus vidas en sus respectivas bitácoras desde que son padres.

Hoy contamos con José María un papá bloguero que lleva al frente del blog La parejita de golpe desde el 2011 y que se define como un tipo con suete. Pero mejor dejemos que sea él quien nos lo cuente.

¿Quién es José María? ¿Quién está detrás de la parejita de golpe?

José María es un tipo con mucha suerte, que lleva toda su vida improvisando sobre la marcha, y que por avatares del destino, encontró a la mujer perfecta, una Maestra-Jedi. Lleva media vida trabajando en redacciones de diarios, sin ser periodista, como diseñador (incluso premiado), un trabajo que le encanta. Aunque desde que a finales de 2011 llegaron sus pequeños padawanes, llamémosles Luke y Leia, el trabajo –éste o cualquier otro– ha pasado a ser solo una forma de poder comprar tiempo. Geek, friki, fan. Le gustaría tener una TARDIS o un DeLorean (familiar) para poder viajar a una galaxia muy muy lejana.

¿​Qué te llevó a convertirte en papá bloguero? ¿La desesperación? ¿El aburrimiento?​

Pues básicamente, ser papá. Porque bloguero ya lo era. 'La parejita de golpe' es mi tercer o cuarto proyecto en la red, aunque desde luego es el más asentado y el más duradero. Uno tiene ya una edad, y recuerdo cómo hace muchos años teníamos que colgar el teléfono para que el módem dial-up marcara la conexión a internet. Hacer un blog sobre el embarazo, el nacimiento y la paternidad era un paso natural. Y yo que, como buen bloguero, tengo un punto exhibicionista, no pude resistirme. Lo extraño es que lo que empezó como un pequeño blog personal, con pocas actualizaciones (y público) para uso íntimo y familiar, poco a poco se ha ido convirtiendo en un lugar al que llegan más visitas y visitantes de los que nunca pude soñar. Incluso recibió un premio como Mejor Blog de Sevilla en 2014. Ahora es una especie de monstruo que me exige horas y dedicación, aunque sigue siendo un blog personal, nada de publicidad, promociones, marcas, ni nada por el estilo. Ni siquiera me planteo convertirlo en algo más. Solo quiero tener un sitio donde contar qué papá soy, o qué papá quisiera ser, cómo voy aprendiendo constantemente, mi particular método de ensayo-error, mis batallitas, y las de mis pequeños, y mis luchas por la corresponsabilidad y la conciliación.

¿​Cómo es el día a día en casa de la parejita?

Una montaña rusa, en bucle, como supongo que muchas otras. El día se reparte entre mañana y tarde. Las mañanas son para papá, y las tardes para la Maestra-Jedi. Cuando nacieron los mellizos decidimos no recurrir a guarderías, y hasta que empezaron en el colegio los peques estuvieron conmigo en casa todas las mañanas. Ahora lo echo de menos. Levantarlos, llevarlos al cole y recogerlos, y encargarme de la comida, esos ratos se me hacen poco. Yo adoro jugar con ellos, perseguirlos, hacerles cosquillas, bailar, reírme con ellos. Y flipo y se me cae la baba con sus ocurrencias, sus risas y sus avances. Y sus enseñanzas. Son agotadores, y las palizas por la tarde se las lleva la Maestra-Jedi, que se encarga de meriendas, juegos, baños y cena. Pero los días que puedo disfrutar de ellos más tiempo, como fines de semana y tardes libres que disfruto, me los tomo como un regalo, aunque acabe muerto-matao. La única forma de no volvernos locos es intentar mantener un cierta rutina, que los peques tengan clara y asumida con normalidad unos horarios y pautas. Hay reparto de turnos, y de tareas, aunque reconozco que hay cosas en las que aún me queda por aprender y ponerme las pilas.

Dsc05973 S
​​

¿​Han heredado alguno de tus hijos ese frikismo tuyo? ¿Qué es lo que más te llama la atención de ellos?

Pues por el momento solo vamos viendo detalles. Tienen muchos muñecos de La Guerra de Las Galaxias. Entre eso y mi decenas de camisetas, reconocen a muchos personajes. Sus favoritos son la princesa Leia, R2-D2, y Darth Vader. Aún son pequeños para ponerme con ellos a ver las pelis de StarWars, pero pronto, pronto... No sé si les llegarán a fascinar como a mí, pero al menos espero que les gusten. Lo que sí he notado es que les atraen y reconocen músicas y canciones. Hubo una época en la que el pequeño Luke se iba a la cama ¡tarareando la Marcha Imperial! Tum Tum Tum Tum TuTum, Tum TuTuuummm! Y que conste que fue cosa de la Maestra-Jedi. Por el momento nos estamos librando del bombardeo Disney, Frozen y mundo princesas, pero imagino que tarde o temprano llegará.

¿Qué es lo que te han aportado las redes sociales?

Las redes sociales es lo que mantiene el blog, y lo que me mantiene a mí al pie del cañón. Así de claro. El blog empezó a funcionar bien cuando empecé a recibir más feedback e interacción en las redes, y a día de hoy mantengo más actividad en Twitter, Facebook o Instagram que en el propio blog. Porque en realidad, ahí es donde está la gente. Las personas y las ideas que he llegado a conocer en internet es algo que no se puede ponderar ni valorar. Ya no solo es que adquieras conocimientos, o descubras cada día cosas que antes ni pensabas que existieran, o que estés al día en tendencias, noticias o tecnología, es que en realidad es otro día a día, una vida paralela. Lo de la etiqueta 'virtual' no me gusta, en realidad es una parte de la vida, paralela, pero tan real como la vida misma. Hay personas en he conocido en las redes con las que tengo mucho más contacto y cercanía que el que tengo con otros que trato cara a cara a diario. Simple afinidad de intereses. Y algunos hasta los considero verdaderos amigos y amigas. Además, últimamente esta interacción en las redes sociales me ha llevado a estar mas involucrado en luchas que poco a poco iba defendiendo en el blog, pero de forma más personal, como la colaboración en el ebook sobre conciliación familiar y laboral #Papiconcila, o la presencia y visibilidad de los #PapásBlogueros y papás en general en temas de crianza, corresponsabilidad y paternidad activa. Es una forma tan válida como otra cualquiera de luchar por la igualdad, desde el lugar que nos ha tocado.

¿Cómo ves el futuro como padres, de los hombres en este país?​ ¿​Qué cambios debemos de realizar?

Cansados. Yo los veo cansados. Y en varios aspectos, ya no solamente por agotamiento físico, falta de sueño y esas cosas. Cansados de pelearse con los horarios, con el sistema educativo, y con el bombardeo de los opinólogos, de la publicidad, de los estereotipos. Cansados de las etiquetas del siglo pasado que no pasan nunca, del machismo que nos impide disfrutar de la paternidad de la manera que algunos queremos, del papel que las empresas, las instituciones y la sociedad en general nos tiene asignados.

Muchos padres sufren esa especie de chantaje económico, social y posicional

Y lo que me cansa mucho a mí es que aún teniendo claro lo que quiero y lo que intento hacer para conseguirlo, veo que lo que hay alrededor sigue anclado. Yo puedo intentar seguir cambiándome a mí, e influir algo en mis hijos, pero me temo que este cambio no es una cuestión generacional, sino social. Mis hijos pueden verme cocinar, hacer las camas, tender la ropa, criarlos, mimarlos, muchas cosas, pero también ven muchas otras actitudes en la TV, en la calle, en el cole, en los parques. Y yo lo que veo es que los patrones siguen estando ahí, en todas partes. En hombres y mujeres de 70 años, y en chicos y chicas de 14. El cambio llegará –si llega– con la educación, la raíz de todo. Pero con una educación integral; en casa, en la TV, en la calle, en el cole, en los parques...

¿Qué cambios tendrán que realizar el resto, las madres, las instituciones, la empresa para que los padres tomen conciencia de la co-paternidad, de que los hijos son cosa de dos?

Las instituciones y empresas tienen mucha culpa de la falta de corresponsabilidad, porque perpetúan los estereotipos de la peor forma posible, muchos padres sufren esa especie de chantaje económico, social y posicional. De hecho, muchos ni siquiera son conscientes de ello, no lo ven, siguen con planeamientos y mentalidad del siglo pasado. Ahí hay un trabajo por hacer, abrirle los ojos al sistema, y seguir exigiendo avances. Con las madres no quiero generalizar. Son una parte importante de la ecuación, algunas parte del problema y otras de la solución. Y es con éstas con las que encontraremos el camino. Pero creo que los cambios deben venir principalmente por parte de los mismos padres. Sencillamente porque la culpa es nuestra. Así de claro. Nos han educado y adoctrinado en el patriarcado, y seguimos viviéndolo/sufriendo, pero la responsabilidad de romper con él y abrir otros caminos es nuestra. Esos caminos empiezan por la educación y la igualdad real. Pero lo primero que necesitamos es visibilidad y normalidad para los padres concienciados e implicados con la paternidad activa y corresponsable.

Más información | La parejita de golpe
En Bebés y Más | Día del padre

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir