Compartir
Publicidad

No cedas a las pataletas

No cedas a las pataletas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En algunas ocasiones hemos podido presenciar la pataleta de un niño, esto no es nada anormal, son etapas y en la mayoría de ocasiones, los niños buscan ser el centro de atención. Pero esto supone un pequeño contratiempo, si consiguen llamar la atención a través del chantaje, nos supondrá un pequeño problema. Cuando un niño consigue lo que quiere a través de una pataleta se le abre un mundo de posibilidades para conseguir lo que quiere.

De los 18 meses a los tres años es cuando la etapa de las rabietas escandalosas o pataletas se desarrollan plenamente, porque el niño experimenta con furor su proceso de independencia. Necesita probar su voluntad y reafirmar su personalidad.

Necesita manifestar su presencia en el mundo, su individualidad y a través de la negación, busca consolidar su conciencia. Es por ello que es el periodo ideal para hablar de limites y enseñar dos palabras muy importantes que nos ayudarán a todos, gracias y por favor. Debemos armarnos de paciencia y enseñarle adecuadamente. Los psicólogos advierten de este peligro, ceder al chantaje de una pataleta refuerza al niño la idea de que para conseguir algo, basta con llorar y chillar como respuesta al no de mamá o papá. Por esta razón se debe demostrar al pequeño que él no domina la situación y que la última palabra y la decisión sobre lo que él quiere, siempre que sea por el bien del niño, la toman los padres.

No se debe prestar atención a una pataleta, debemos ignorarla e intentar evadirnos, es decir, no debemos darle ninguna explicación ni intentar calmarlo. Tampoco debes amenazarle ni gritarle y mucho menos pegarle, lo que si que hay que decirle, es que no será atendido hasta que no deje esa conducta y se tranquilice, ceder ante él es darle pie a nuevas y numerosas pataletas.

La pataleta es una conducta que prácticamente todos los niños han usado y dependiendo de cómo actúan los papás, estas pataletas terminan por desaparecer, ya que se dan cuenta de que no sirven de nada y que en resumidas cuentas, quienes pasan un mal rato son ellos.

Más información | Guiainfantil Más información | Telemando En Bebés y más | Qué hacer frente a una rabieta En Bebés y más | Las rabietas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos