Compartir
Publicidad

Los padres podemos ayudar a nuestros hijos a ser optimistas

Los padres podemos ayudar a nuestros hijos a ser optimistas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tal vez es algo en lo que no hayáis reparado, pero la actitud que tenemos ante la vida en cierta manera se la contagiamos a los que tenemos más cerca. Un nuevo estudio afirma que los niños de cinco años entienden que las personas se sienten mucho mejor después de tener pensamientos positivos, y que los padres podemos ayudar a nuestros hijos a ser optimistas.

Hemos hablado un montón de veces de cómo el ejemplo de los padres influye en la forma de ser de los hijos. Si comemos de forma saludable, los niños incorporarán el hábito, lo mismo si realizamos ejercicio de forma habitual. Si somos educados y tolerantes con los demás, los niños también lo serán, y así podríamos seguir con muchos ejemplos más. Porque los niños hacen lo que ven, y en parte son lo que somos los padres.

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Jacksonville y de la Universidad de California-Davis (EE UU) revela que los niños entienden los beneficios del pensamiento positivo, es decir que es mejor pensar en positivo. Pero también han visto que los padres son fundamentales para que el niño comprenda cómo el pensamiento positivo puede ayudarles en situaciones negativas como caerse o hacerse daño.

La alegría, ver las cosas de forma positiva ayuda a las personas a ser más felices. Los niños aprenden a relacionarse con su entorno a través de los padres, por tanto la actitud que transmitamos la asimilarán de forma natural.

Según hallaron los investigadores después de leerles seis cuentos a los niños, los más pequeños pueden comprender cómo los pensamientos influyen en nuestro estado anímico. No obstante, a medida que se hagan mayores irán comprendiendo mejor la relación entre emociones y sentimientos.

Pudieron constatar también que en situaciones difíciles como caerse o hacerse daño, es fundamental la actitud de los padres para que el que el niño pudiera entender la importancia de afrontar los problemas con optimismo.

Por tanto, debemos saber que los padres podemos ayudar a nuestros hijos a ser optimistas. No significa minimizar sus problemas, sino tener una actitud positiva ante la vida para que sean capaces de afrontar las frustraciones y volver a intentarlo con optimismo cuando se equivocan.

Vía | 20minutos Foto | Lars Plougmann en Flickr Más información | Therapy Toronto En Bebés y más | Ayuda a tu hijo a ser una persona positiva

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio