Compartir
Publicidad

Fomentar una buena relación entre los hermanos

Fomentar una buena relación entre los hermanos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quienes tenemos dos o más niños pequeños sabemos que jugarán mucho tiempo juntos compartiendo risas, pero que también inevitablemente se pelearán, habrá broncas y conflictos.

Fomentar una relación positiva entre los hijos es fundamental.

En los padres está alimentar una buena relación entre hermanos para que se lleven bien desde niños, etapa en la que se crean profundos lazos de unión.

La ardua tarea comienza cuando el hijo único deja de serlo. Empieza por preparar al hermano mayor ante al llegada de un bebé a casa, involucrarlo en sus cuidados y enseñarle a protegerlo sin que sienta que ha sido dejado de lado.

Al crecer, sean dos o más, los niños se pelearán por los juguetes, se tirarán alguno que otro a la cabeza, se enfadarán y gritarán. Es normal, pasa en todas las casas.

La clave está en saber lidiar con esos retos cotidianos. Obviamente, tenemos que llamarles la atención cuando se pegan o se gritan y enseñarles que no es forma de solucionar los problemas.

Al mayor hay que enseñarle a cuidar de su hermanito pequeño, pero por experiencia propia (y eso que soy la menor) no veo bien esa tendencia de algunos padres de hacer sentirle al mayor que debe “cargar” con el menor y hacerle responsable de todo lo que hace. Una cosa es fomentar la responsabilidad y el cariño por el pequeño y otra pretender que asuman el rol de padres con tres o cuatro años.

Hacerles entender también que hay que compartir los juguetes, a establecer turnos de juego y estimularles a resolver los conflictos por sí mismos, sin llamar a mamá o a papá para que oficien de juez ante el mínimo problema.

Igualmente, tanto o más importante que corregir las malas conductas es elogiar las buenas. Así que cuando comparten juegos y hacen las cosas bien, también es necesario remarcarlo y felicitarlos.

Algo que no recomiendan los psicólogos infantiles es ponerles calificativos personales para que ninguno se sienta ni más ni menos que el otro, aunque dicen que tampoco hay que preocuparse por darles una obsesiva equidad, pues cada hijo necesita cosas diferentes en momentos distintos, lo cual como madre me estoy dando cuenta que es muy cierto. Hay etapas en que un hijo pasa a primer plano por determinadas circunstancias y otras en que lo hace el otro.

Nadie dijo que fuera fácil. Lo importante y la ciencia de ser padres, que voy aprendiéndola día a día radica, creo, en saber prestarles atención a todos en conjunto y a cada uno por separado. Atendiendo a sus necesidades individuales de acuerdo a su edad y circunstancias, y a la vez ejercer de mediadores en la relación entre los hermanos.

Más información | elpopular.com | abcdelbebe | pediatradefamilia En Bebés y más | Celos entre hermanos En Bebés y más | Consejos que ayudan a lidiar con los celos entre hermanos En Bebés y más | Mi hermano me está molestando En Bebés y más | Involucrar al hermano mayor en el cuidado del bebé En Bebés y más | El hermano mayor suele ser responsable, pero también debe ser flexible

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos