Compartir
Publicidad
Publicidad

Fecundación In Vivo

Fecundación In Vivo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Se ha presentado en Ginebra una nueva técnica para permitir la fecundación a través de la tecnología de reproducción asistida pero de un modo más cercano a la naturaleza, se trata de la Fecundación In Vivo. A diferencia de la fecundación In Vitro, que se realizaba en un tubo de ensayo, la fecundación In Vivo permite realizar la fecundación en el interior del útero de la futura mamá, eso sí, dentro de una cápsula.

En la búsqueda necesaria para encontrar soluciones en el tratamiento de las parejas que presentan problemas de fertilidad, ya en el año 2000 se planteó la idea de intentar sustituir el frío tubo de ensayo que se utiliza en la fertilización por una nueva cápsula permeable colocada en el interior del útero de la futura mamá. En estas condiciones óvulos y espermatozoides se fusionarían dando lugar al desarrollo de un embrión en condiciones muchísimo más naturales.

Tras el planteamiento, se realizaron las pruebas pertinentes en ratones y tras comprobar la viabilidad, el procedimiento fue patentado. Gracias a las nuevas tecnologías los complicados procesos para lograr el desarrollo de una cápsula especial y su posterior implante en el útero materno han sido superados. La cápsula que se utiliza en esta nueva técnica de fecundación tiene un tamaño ínfimo, tan sólo 1 milímetro de diámetro, pero además, esta cápsula se encuentra perforada por cientos de microscópicas aperturas que permiten que exista comunicación entre el entorno del útero y el embrión, es como si se tratara de un colador en forma de bola que guarda en su interior un valioso tesoro.

De momento, la nueva técnica se encuentra sometida a los ensayos clínicos pertinentes obligados por el protocolo científico, las primeras pruebas han proporcionado por el momento resultados muy esperanzadores con respecto a los distintos parámetros que se encuentran sometidos a su funcionalidad, tolerancia del organismo a la cápsula, viabilidad de la técnica empleada para la implantación, etc., la nueva técnica permitirá una mejor calidad de los embriones sin duda.

Esta nueva solución es fruto de la labor del prestigioso doctor Pascal Mock, especializado en medicina reproductora, el español Martín Velasco, considerado un experto en los negocios y el profesor Paul Devroey, del Centro MAP de Brussels Free.

Aún hay que esperar varios ensayos clínicos en otros países para contrastar resultados y garantizar un 100% de viabilidad, de salir todo como se espera, la nueva técnica y la cápsula se encontrará en el mercado internacional en el año 2008.

Más información | El Economista

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos