Compartir
Publicidad

¿El bebé llora en la sillita del coche? Algunos consejos prácticos

¿El bebé llora en la sillita del coche? Algunos consejos prácticos
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Cuando mi hijo era bebé y hacíamos largos viajes en familia siempre me sentaba detrás para poder entretenerlo mientras iba en la sillita de seguridad del coche. Inventaba miles de cosas para que no llorara y pensándolo bien deberían dictar algo así como un “master de entretenimiento infantil a bordo de coche”, porque no hay algo más estresante que un bebé llorando dentro de un coche.

Aunque los hay de los que se duermen antes de que el coche se ponga en marcha, también hay bebés que pareciera que la sillita fuera más bien un castigo.

Para educar al bebé a usar la sillita sin protestas, lo primero que hay que hacer es no sacarlo al primer llanto porque con esto no sólo impedimos que se acostumbre a la silla sino que ponemos en peligro su seguridad.

Algunas de la estrategias que podemos probar para que el viaje en sillita se convierta en un viaje de “felicidad” es llevar la sillita a la casa y dejar que el bebé juegue con ella, así se irá familiarizando. También puedes guardar juguetes que sólo utilizarás en el coche que sean interesantes para mantenerlo distraído y mostrárselo de uno en uno. Otra estrategia útil es enganchar o hacer móviles que el pequeñín pueda manipular o colgar póster en la parte trasera del asiento. Estos póster comúnmente son en blanco, negro y rojo y colores primarios fuertes. Puedes hacerlos con rotuladores y una cartulina blanca, traza líneas verticales o dibuja figuras geométricas, haz varios para cambiar las imágenes cada cierto tiempo.

Experimenta con diferentes tipos de música, identifica entre varios ritmos cual es el que consigue calmarlo, la música clásica es una buena opción. Hay música especialmente creada para ellos o simplemente cántale su nana favorita.

Cuando el bebé lloré asegúrate de que este sano, que la silla sea confortable, que no le apriete los cinturones, que el sol no le moleste por la ventana y haz pausas frecuentes para evitar el hastío.

También puedes darle un chupete o un juguete para los dientes y si el tiempo te lo permite abrir un poco la ventana, la brisa tiene un efecto relajante.

Y si tienes otras estrategias que te han funcionado no dudes en dejar tu comentario.

Vía | Crianza Natural En bebés y más | Sillas infantiles: seguridad para nuestros hijos | Actividades para viajar en auto con niños | Juguetes para el coche

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos