Compartir
Publicidad

Un deportista famoso es noticia por esperar a que sus bebés nazcan cuando quieran

Un deportista famoso es noticia por esperar a que sus bebés nazcan cuando quieran
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Qué hacemos todos los padres del mundo cuando nuestra mujer está embarazada? Pues comentarlo con el jefe o jefa para que tenga en cuenta que un buen día le llamaremos, le diremos que nuestra mujer está de parto y que a partir de ese día faltaremos unos cuantos días al trabajo.

¿Qué hace un deportista de élite? Hasta ahora, por lo visto, buscar un hueco en su "importantísimo" calendario, quedar con su mujer y el ginecólogo y hacer que el bebé nazca ese día porque a todos les va bien así. A todos menos al bebé, que quién sabe cuándo quería salir.

Bien, hay excepciones, y una la vemos estos días porque un deportista famoso ha decidido dejar de jugar para esperar que nazca su bebé. Lo curioso es que esto, que es lo lógico y lo normal, parezca una rareza.

Hablo de Roger Federer, tenista (imagino que le conoceréis). Su mujer estaba embarazada de los que serían su tercer y cuarto bebé y en su muro de Facebook comunicó hace dos días que no jugará el Mutua Madrid Open 2014:

He decidido retirarme del torneo de Madrid para estar con mi esposa Mirka durante estas emocionantes semanas para nuestra familia. Pido perdón a mis aficionados, y espero estar de vuelta en Madrid el próximo año. Estaré entrenando cerca de mi casa, y estoy entusiasmado por volver pronto al circuito.

Lo curioso es que la espera fue corta, pues esa misma noche nacieron Leo y Lenny.

Y ahora diréis: ¿Y...?

Pues eso mismo digo yo: ¿Y...? Es lo normal, es lo lógico... he visto a jugadores de fútbol jugando un partido el día que nacía su hijo. Y te lo cuentan como si fuera lo normal, como debe ser. Qué importa si vas a ser padre o no, te debes a tu club y a tu afición.

Como si no fueran seres humanos, como si realmente nos debieran algo, como si la vida de alguien, o el devenir del planeta, dependiera de su actuación en un partido. Vamos hombre, si habláramos de un investigador a punto de encontrar la cura para evitar que todos nos volviéramos zombis en las próximas 24 horas podría entender su ausencia en el parto de su mujer. Fuera de esa situación, o similar, no puedo entenderlo.

De igual modo, no puedo entender que, para no perdértelo, se programe el parto un día concreto y se haga una provocación del parto o una cesárea. No lo entiendo porque el único que sabe cuándo está un bebé a término es el bebé. No lo sabe la madre, no lo sabe el padre y no lo sabe el ginecólogo.

Solo el bebé y esto es importante, porque aunque siempre se ha considerado a término un bebé de 37 semanas, igual que uno de 42, los últimos estudios dicen que a nivel de salud y adaptación a la vida al nacer, es muy diferente.

¿Por qué jugar a saber más que la naturaleza? No lo sé, por eso no lo entiendo y por eso hablo hoy de Roger Federer y aplaudo su decisión, aunque no difiere mucho de la mía. Un buen día dejé de ir a trabajar porque mi mujer se ponía de parto, y esto mismo lo hice dos veces más.

Vía | Marca
En Bebés y más | No le metas prisa, el bebé nacerá cuando esté preparado para nacer, Polémica en el parto de Sara Carbonero por una más que posible "inne-cesárea", La posible "inne-cesárea" de Shakira y Piqué reabre el debate sobre el modo de nacer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio