Cómo influyen las redes sociales en la autoimagen de los adolescentes y cómo ayudarlos como padres

Cómo influyen las redes sociales en la autoimagen de los adolescentes y cómo ayudarlos como padres
Sin comentarios

Las redes sociales se han convertido en parte importante de la vida de muchas personas, principalmente de los adolescentes. Y es que estas plataformas les ofrecen un espacio en el cual pueden mostrarse ante los demás, jugando un poco (o mucho) con la realidad para mostrar la imagen que desean.

Queremos dejar en claro que las redes sociales no son en sí algo malo. Todo lo contrario, pueden llegar a ser fuente de información y contacto muy interesante.

Lo malo sucede cuando su uso se desvía de su principal fin para convertirse en un generador de daño a terceros o incluso a nosotros mismos. Y es que las redes sociales tienen un impacto innegable en las emociones de los más jóvenes, así como en su autoestima y en su autoimagen. Pero, ¿de qué forma les afecta y cómo ayudarlos?

“Hay un ser humano detrás de cada tweet, blog y correo electrónico. Recuérdalo.”
-Chris Brogan-

La cultura de la exposición

Las redes sociales han llegado para quedarse, y por mucho que no nos gusten algunos de sus aspectos, es muy poco lo que podemos hacer para cambiarlos.

Pero lo que sí podemos hacer es comprenderlas lo mejor posible y preparar a nuestros adolescentes para que puedan hacer frente a cualquier situación que les toque enfrentar.

Dentro de las redes sociales una de las cosas que ha cobrado gran importancia son los ‘likes’, y es por esta razón que cada vez más adolescentes se esfuerzan más en generar y subir contenidos que generen cada vez más cantidad de ‘Me Gusta’.

Los likes y el impacto en la autoestima

Esta necesidad (que muchas veces se vuelve imperiosa) por conseguir ‘likes’ puede llegar a convertirse en una verdadera prioridad para los adolescentes, quienes en ocasiones llegan a sentir que su valía depende de la cantidad de interacciones que obtengan en las redes sociales y no de quienes son realmente.

Es decir, a través de los ‘likes’, en gran parte, buscan la autodeterminación y la aprobación y validación por parte de los demás, sentirse "queridos y admirados".

Es como una "fuente artificial" de autoestima; pero precisamente por ello es tan importante que puedan cultivar una autoestima sana y real, que provenga de dentro, de su interior, y no de estímulos externos (los cuales, además, no dependen de ellos).

Una imagen distorsionada

Lo que se muestra en las redes sociales es solo una parte pequeña, editada y muy bien escogida de las vivencias de sus usuarios.

Pero eso que vemos en redes sociales puede llegar a influenciar mucho la manera en la que nos sentimos y en cómo percibimos que es nuestra vida en función de la comparación.

Y esto llega a ser particularmente común en el caso de los adolescentes, que ven cómo muchos ‘influencers’ ofrecen una imagen de ellos que puede llegar a ser lo que anhelan.

Y sentir que no pueden lograr esa misma imagen  afecta directamente a su autoestima, e incluso a su autoimagen (la imagen que se forman de sí mismos), al ver que no son como esas personas "ideales".

“En el pasado eras lo que tenías, ahora eres lo que compartes.”
-Godfried Boogaard-

¿A qué debemos prestar atención?

Como padres debemos estar muy atentos de lo que sucede en la vida de nuestros hijos. Esta tarea en ocasiones resulta compleja, principalmente durante la adolescencia.

Pero es justo ahí cuando debemos ser más cuidadosos, y estar pendiente de ellos y del contenido que comparten y consumen en sus perfiles en redes sociales.

Pero, ¿a qué debemos prestar atención como padres? Ofrecemos algunas pautas:

  • Si empiezas a notar signos de ansiedad en tu hijo o hija o una preocupación excesiva por sus redes sociales, por revisarlas y por subir contenido.
  • Si constantemente está tomándose fotos o vídeos para compartirlo, llegando incluso a descuidar otros aspectos de su vida.
  • Si revisa su teléfono o computador de forma compulsiva, sin importar que sea en momentos poco oportunos, llegando incluso a dejar de lado a otras personas, conversaciones o cualquier interacción social en persona.
  • Si se preocupa mucho por la cantidad de ‘likesque obtiene o por el número de seguidores que tiene.
  • Si solo habla de las redes sociales o de personas a las que sigue en las mismas.
  • Si además de la preocupación por revisar las redes sociales empiezas a notar cambios en su conducta.

¿Qué podemos hacer como padres?

Si notas que tu hijo adolescente está teniendo problemas de autoestima relacionados a las redes sociales, lo primero que debes tener en cuenta es que las RRSS no son malas per se.

Si te molestas y le recriminas su comportamiento, tratando que se aleje de ellas, solo lograrás un efecto adverso a lo que deseas. Entonces ¿qué hacer?

La importancia de la autoestima y la autoimagen

Lo primero, trabajar en la autoestima de tu hijo, y en que pueda ir adquiriendo una imagen de sí mismo (autoimagen) realista, positiva y fuerte (que no sea tan fácil de modificar o influenciar).

Esto puedes hacerlo a través del reforzamiento positivo, por ejemplo, o animando a tu hijo a buscar sus propios hobbies, a descubrir lo que le gusta, etc. Por otro lado, otras estrategias que pueden ayudaros son:

Potenciar y cuidar la comunicación

Habla de manera honesta y directa con tus hijos acerca de las redes sociales. El no ser tratados como niños e incluirlos en una conversación adulta puede ser de gran ayuda pues ellos se sentirán tomados en cuenta.

Háblales acerca de las realidades detrás de las redes sociales y que lo que se muestra en ellas casi nunca se corresponde con la vida real de esas personas.

Actualmente hay muchas personas que se han tomado el trabajo de mostrar con ejemplos de su vida la diferencia entre lo que se muestra en redes sociales y la realidad detrás de ellas.

Este tipo de cuentas te pueden ser de gran ayuda para apoyarte al tener esta conversación con tus hijos. Recuerda que una imagen vale más que mil palabras.

“Qué raro es que los jóvenes siempre piensen que el mundo está contra ellos cuando de hecho es el único momento para ellos.”
-Mignon McLaughlin-

Buscar ayuda profesional

Si sientes que tus hijos se han visto afectados de forma negativa por el uso de las redes sociales, te recomendamos solicitar ayuda de un profesional.

En este sentido un psicólogo o psicoterapeuta puede ayudarte a comprender mejor a tu hijo, a adquirir herramientas y a desarrollar estrategias para poder ayudarle.

Si sientes que no puedes darle la ayuda que necesita no te sientas mal, no estás fracasando como padre o madre, todo lo contrario, estás haciendo un excelente trabajo al hacerte responsable de tus capacidades y abrirte a la posibilidad de crecer y mejorar para hacer una mejor labor.

“No digas en la Red lo que no querrías que fuera expuesto en un anuncio panorámico con tu cara puesta en él.”
-Erin Bury-

Haz conscientes siempre a tus hijos acerca de las redes sociales para que sean responsables de lo que hacen en estas plataformas; es importante que puedan reflexionar sobre lo que buscan en ellas y sobre cómo se relacionan con las personas y el mundo en este contexto.

Recordarles siempre que la vida de verdad ¡está fuera! Y que deben aprovecharla, levantar la vista y mirar hacia adelante. Ahí está lo que realmente importa.

Temas
Inicio