Cómo explicarle a tu hijo que tiene altas capacidades

Cómo explicarle a tu hijo que tiene altas capacidades
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Lamentablemente, las altas capacidades están rodeadas de tantos mitos y prejuicios que lleva a muchas familias a esconder esta condición en sus hijos. Tanto es así, que incluso dudan en si deben decírselo o no a los propios niños.

Pero ocultar a un hijo sus altas capacidades no es recomendable, no solo porque le estamos privando de la posibilidad de conocerse mejor y entender muchas de las cosas que piensa o siente, sino porque es necesario hablar de ello de forma abierta y natural.

Ahora bien, ¿cómo explicar al niño que tiene altas capacidades? ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de abordar el tema?

¿Debo decirle a mi hijo que tiene altas capacidades?

explicar al niño que tiene altas capacidades

Aunque la respuesta a esta pregunta es muy personal, en general se recomienda hablar con el niño acerca de sus altas capacidades una vez que tengamos el resultado de la valoración oficial y siempre ajustando nuestro mensaje a su nivel de madurez.

Decirle a un niño que tiene altas capacidades, fundamentalmente es bueno por tres motivos:

1) Tu hijo tiene derecho a conocerse para aceptarse y quererse. Uno de los principios básicos de una buena autoestima es el autoconocimiento. Porque solo cuando nos conocemos bien y entendemos cuáles son nuestras fortalezas y debilidades, somos capaces de aceptarnos y dar lo mejor de nosotros mismos.

En este sentido, si un niño con altas capacidades no entiende por qué siente de manera diferente al resto, por qué ve las cosas de otro modo o por qué su cerebro parece ir a otra velocidad, probablemente sufrirá o pensará que hay "algo malo" en él.

2) Hablar sobre ello os permitirá atender mejor las altas capacidades. Hay padres que ocultan a sus hijos que tienen altas capacidades, pero al mismo tiempo los están llevando al psicólogo, al orientador y reuniéndose con sus profesores. Esto provoca en el niño una gran confusión, además de impedir una atención más plena a sus altas capacidades.

3) No es algo que deba ocultarse. Ninguna condición debería ocultarse, y por supuesto tampoco las altas capacidades. Darle visibilidad y hablar de ello con naturalidad ayudará a crear una mayor conciencia social, derribar falsos mitos y fomentar la formación de profesionales, lo que sin duda repercutirá de forma positiva en los niños.

¿Cómo decírselo?

altas capacidades

Una vez tomada la decisión de comunicarle al niño su alta capacidad, es posible que tengas dudas acerca de cómo hacerlo: ¿Qué términos debo emplear y cuáles evitar? ¿Qué debo tener en cuenta para transmitir un mensaje positivo y educativo?

Revisa tus prejuicios

En primer lugar, es importantísimo y necesario revisar nuestros propios prejuicios acerca de las altas capacidades antes de hablar con nuestro hijo. De lo contrario, corremos el riesgo de transmitir una información sesgada o distorsionada, o incluso propiciar la aparición de miedos y dudas en el niño.

Que nuestro hijo tenga altas capacidades no es nada malo, sino todo lo contrario. Es un don que debemos agradecer, apreciar y atender como se merece.

Cuida la forma de transmitir el mensaje

Los padres sabemos mejor que nadie cómo adaptar el lenguaje y el mensaje a la capacidad de nuestro hijo para que le llegue de una forma adecuada y positiva.

Por ejemplo, podemos decirle que el cerebro de las personas con altas capacidades funciona de una forma distinta, y que eso hace que sea más rápido aprendiendo, más creativo o se haga preguntas que quizá otros no se hacen. También es recomendable hablarle de la alta emocionalidad que suele acompañar las altas capacidades para que así entienda por qué  muchas veces siente "tan fuerte".

Es importante hacer entender al niño que tener altas capacidades no significa ser superior a los demás, sacar mejores notas o ser más listo que nadie. Tampoco significa "ser diferente" o "raro", ya que una cosa es procesar la información de manera distinta y otra ser diferente a los demás (al fin y al cabo, ¿quién no lo es?).

Háblale de sus fortalezas y talentos

En el informe de evaluación de altas capacidades te habrán indicado las áreas en las que tu hijo tiene un mayor potencial, y es bueno que el niño sepa cuáles son. De este modo podréis centraros en trabajarlas y 'exprimirlas' al máximo con actividades acordes a su perfil y necesidades.

Explícale qué implica (y que no) tener altas capacidades

altas capacidades

Lo hemos mencionado más arriba: tener altas capacidades no implica sacar mejores notas que el resto, entender siempre cualquier explicación o estar exentos de sufrir dificultades en el colegio.

Los niños con altas capacidades no poseen el don de saberlo todo. Como el resto de personas, necesitan aprender.

Explícale a tu hijo que tener altas capacidades implica tener un potencial en determinadas áreas que es necesario trabajar para poder desarrollarlas y disfrutarlas.

Consulta con un experto

A pesar de nuestra explicación, podría ser necesario acudir a un profesional en altas capacidades para que nos ayude a explicarle al niño su condición. Este tipo de expertos también son un gran apoyo a la hora de orientar a los padres para que entiendan mejor la alta capacidad y sepan cómo atenderla.

Foto de portada | Freepik

Temas
Comentarios cerrados
Inicio