Publicidad

Un pañal inteligente capaz de analizar el pipí del bebé

Un pañal inteligente capaz de analizar el pipí del bebé
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Son muchos los bebés que llegan a sufrir infecciones de orina en las primeras semanas de vida llegando a estancarse el peso por culpa de la energía que gastan luchando contra la infección. Como su sistema inmunitario es aún inmaduro, la fiebre puede tardar muchos días en aparecer, dejándonos a padres y sanitarios con la única arma de la intuición para sospechar de infección de orina (el bebé no gana peso a pesar de que come bien y está más irritable).

Una empresa, de nombre Pixie Scientific, ha querido facilitar la tarea a los padres en este sentido, diseñando un pañal inteligente capaz de analizar el pipí del bebé, con un código QR que ofrece información a nuestro teléfono móvil. El nombre del pañal: smart diapers (pañal smart).

Por el momento es solo un proyecto, pues la empresa está tratando de conseguir financiación para poder sacar el pañal al mercado. El funcionamiento es el siguiente: cada pañal lleva una tira reactiva con diferentes reactivos que analizan el pipí del bebé e "informan" al código QR que queda visible. Este código puede leerse con un móvil, viendo todos los detalles de la orina del bebé y sabiendo al momento si tiene algún problema.

Smart diaper 1

Con respecto al precio, la compañía asegura que el dispositivo hace aumentar el precio de los pañales un 30%, que es mucho si nos decidiéramos a hacer uso de estos pañales en cada cambio. Digo esto porque me parece una gran idea, pero para usarlos en momentos puntuales, es decir, cuando uno sospecha que el bebé puede tener una infección (no gana peso, está más irritable, duerme peor) o cuando ya es más mayorcito y tiene fiebre o el pipí huele más fuerte de lo habitual.

Ahora tienen por delante el reto de conseguir la aprobación de la FDA en EEUU, para lo que tienen previsto llevar a cabo algunas pruebas en diferentes centros hospitalarios, pese a que es ahí, precisamente, donde menos útiles me parecen y me explico: en el momento en que entras en el hospital lo más interesante es conseguir una muestra de orina lo más limpia posible. Por eso se limpia toda la zona del meato urinario y alrededor con alcohol de manera concienzuda y se aplica una bolsa que se cambia a menudo si el niño o la niña no ha hecho pipí, o bien se sonda al bebé para obtener la muestra directamente de la vejiga. Esa orina se lleva a analizar y cultivar y lo que interesa es que no se contamine con elementos externos, pues daría resultados falsos.

Un pañal no me parece un "recipiente" demasiado limpio y tiene un inconveniente, el pipí no lo puedes llevar al laboratorio, así que es un pipí que puede ser útil si la infección ya está diagnosticada (si el bebé está ingresado en el hospital), pero que no sirve ni para el diagnóstico a nivel hospitalario, ni para el control que se hace unos días después del tratamiento antibiótico, cuando hay que cultivar una nueva muestra de orina del bebé.

Para casa, en cambio, lo veo genial. Ahorras a los padres tener que andar poniendo bolsas (con Guim, que padeció una infección de orina a los dos meses por la que estuvo ingresado una semana, he llegado a poner decenas cada vez que sospechábamos un poco) y esperando a que haga pipí con el culo al aire (o el pañal roto) y tratando de mantener al bebé en una posición tal que no eche a perder el invento y les da la pista necesaria para saber si deben ir o no al médico.

Vía | Xataka Más información | Pixie Scientífic En Bebés y más | Infección de orina en niños: todo lo que hay que saber, La OCU analiza los pañales de bebé y el resultado es sorprendente, TweetPee, una aplicación para saber cuándo hay que cambiar el pañal (y yo que pensaba que bastaba con el olfato)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios