Compartir
Publicidad

Sobre el asma infantil

Sobre el asma infantil
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En todos los países que están industrializados, existe un crecimiento de esta enfermedad, el asma. Según la Organización Mundial de la Salud, esta enfermedad llega a afectar hasta al 5% de la población mundial y lo peor de todo es que la mayoría son niños.

El cálculo es evidente, uno de cada 10-12 niños sufre este trastorno, 1 de cada 15 sufre trastornos más leves, aunque al final siempre conducen a esta sufrida enfermedad que es el asma. Los niños, en los países industrializados, cada vez se encuentran menos expuestos a los agentes infecciosos y al no recibir estímulos, los sistemas inmunológicos son conducidos hacia la alergia, es decir, el sistema inmunológico empieza a defenderse contra sustancias que son inocuas para el organismo, como son el polen o los ácaros. De esta manera la alergia respiratoria consigue abrirse camino. Un grupo de expertos recomienda algunas normas de prevención y de tratamiento de asma, estas podrán sernos muy útiles dado el caso.

Debemos conocer los síntomas que preceden a una crisis y no infravalorar señales que requieren un examen médico como un resfriado que no se cura al cabo de unos días y que finalmente desemboca en tos o dificultad respiratoria leve. Claro que si ya sabes que tu hijo tiene asma, es bueno que sepas reconocer los síntomas que suelen preceder a una crisis como el picor de nariz, los estornudos o la tos seca, entonces es bueno administrarle los fármacos que te recetó el pediatra para que el pequeño no se quede sin aire.

asma_infanti.jpg

Siempre debes evitar los factores que desencadenan los ataques agudos, el ejemplo más común es la alergia al pelo de algún animal, entonces lo mejor es alejar al animal, pero esta es una medida, que además de drástica, puede resultar un poco inhumana. Lo mejor entonces es tener una cuidada higiene del animal eliminando la caspa de este, ya que es la que provoca la alergia.

Debemos crear un ambiente a prueba de ácaros en el caso de que el niño sea alérgico a ellos, airear con frecuencia sábanas, mantas y almohadas, procurando también que estén expuestas al sol. No tener la casa muy caliente para no propiciar la reproducción de estos ácaros y utilizar un purificador de aire. Todo tipo de decoración textil como moquetas o alfombras deben ser eliminadas, ya que son el lugar preferido de los ácaros.

Sobre el tabaco, está todo más que dicho, peligroso para la salud y un factor de alto riesgo que puede provocar la crisis del niño asmático.

El niño debe realizar deporte, pues este ayuda a desarrollar los pulmones, hay incluso deportistas que consiguen grandes resultados siendo asmáticos. Pero si el niño ha sufrido una crisis durante alguna actividad física, hay que actuar con rapidez y administrarle los fármacos oportunos.

Vigila siempre la salud de tu pequeño, la prevención es un gran arma contra el asma y no suspendas nuca el tratamiento aunque el niño mejore, ya que esta decisión debe correr a cargo del pediatra. No tengas a tu hijo en una especie de urna de cristal, no lo protejas excesivamente y lo trates como a un enfermo, él no tiene culpa de esta enfermedad y tiene derecho a disfrutar de los juegos, de los encuentros con los amigos y de toda diversión que los niños necesitan a su edad.

Más información | Asmainfantil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos