Compartir
Publicidad

Mayor presencia de la familia en las UCIs pediátricas

Mayor presencia de la familia en las UCIs pediátricas
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las Unidades de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIPs) son unas unidades muy específicas que se encuentran generalmente en los centros hospitalarios de referencia. En muchos casos la UCI Pediátrica está separada de la neonatal, pero no es raro ver ambas unidades fusionadas.

La mayor fuente de ingresos de estas unidades suelen ser los recién nacidos prematuros, pero también albergan cualquier proceso que requieren un tratamiento intensivo, y en la mayoría de los casos, hacen de unidad de reanimación pediátrica, sobre todo cuando se trata de niños muy pequeños.

Las UCIPs son sitios muy temidos por los padres, ya que además de la gravedad implícita, suelen tener medidas muy restrictivas para favorecer el aislamiento, el descanso o el tratamiento intensivo de los pequeños que están ingresados en ellas.

La web diariodeleon.es ha publicado un artículo anunciando que los pediatras de la UCIP del Hospital de León han decidido afrontar este tema, con el fin de ofrecer mejor calidad de vida no sólo a los niños ingresados en estas unidades, sino también a sus padres, cuyo dolor suele ser también considerable.

Medidas restrictivas en niños ingresados en UCIP

Entre estas medidas, generalmente se encuentra el que los horarios de visita para los padres suelen ser muy reducidos y además limitados, ya que por ejemplo no es habitual que se permita el paso a otros miembros de la familia, precisamente por el escaso tiempo disponible para ver al niño.

Además, en muchos casos puede suceder que si el niño está requiriendo algún tipo de actuación que coincide con el horario de visita, entonces los padres no puedan entrar en ese momento a verlo. A veces esto se soluciona haciéndolos pasar más tarde, pero esto tampoco es siempre posible.

Otra queja de los profesionales de estas unidades tan delicadas es que el ambiente, dado que debe estar muy controlado, a veces es demasiado frío, de forma que no ayuda emocionalmente a los niños ingresados, a pesar del calor que el propio personal suele intentar transmitir.

Propuestas de los profesionales

El equipo de profesionales de la UCIP de León ya ha pedido a la gerencia del centro que equipe a la unidad con juguetes, televisores y otros medios de entretenimiento, para los niños que, estando menos críticos, precisan permanecer en la unidad por aspectos relacionados con su tratamiento.

Por otro lado, los propios profesionales entienden que debe haber mayor presencia de las familias en las UCIs pediátricas, por lo que reclaman no sólo más horas permanencia, sino mayor espacio para que los familiares puedan estar presentes el mayor tiempo posible, de forma cómoda.

En el caso concreto de León, el horario de visitas se ha ampliado de 2 a 6 horas al día, lo que no sólo reporta mayor satisfacción a los padres, sino que además han podido comprobar que ayuda a reducir el sufrimiento, el estrés, la tensión y los problemas de sueño de los niños ingresados.

Una tendencia para el futuro

La UCIP del Hospital de León no es la primera que pone en marcha iniciativas de este tipo, y si otras no lo hacen, en muchos casos es por la eterna falta de recursos, humanos y materiales.

Desde aquí sólo podemos felicitar a esta unidad y a todas aquellas que luchan por ayudar a los padres de niños ingresados en críticos, y pedir a los gerentes de los centros apoyen a unas unidades, aún a día de hoy huérfanas en muchos aspectos, a conseguir estos objetivos, que redundan claramente en la salud de los niños y la calidad de vida de ellos y de sus padres.

Vía | Diario de León

Foto | Diegosaurius Rex | Flicker Licencia CC

En Bebés y Más | Derechos del niño hospitalizado (y de sus padres)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos