Compartir
Publicidad
Publicidad

Los peligros de las piscinas hinchables

Los peligros de las piscinas hinchables
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las piscinas hinchables son un entretenimiento indudable en verano, cada vez más extendido. Pero hay que tener cuidado, porque cuando hablamos de agua y niños siempre existen riesgos. Las piscinas hinchables pueden ser peligrosas y muchos niños mueren ahogados en ellas cada año. Dos minutos son suficientes para que se ahogue un niño en la piscina.

Esa es la conclusión de un nuevo estudio llevado a cabo en el Centro para Investigación y Política de Lesiones del Hospital Infantil Nacional en Ohio, Estados Unidos. Según los científicos, un niño se ahoga en una de estas piscinas cada cinco días durante el verano en ese país.

Como las piscinas hinchables son económicas y son fáciles de usar, se han convertido en un entretenimiento cada vez más común en muchos hogares. Nosotros tenemos una pequeñita que las niñas utilizan muchos días de verano. Pero nunca lo hace sin supervisión adulta.

Y ahí reside una de las claves para conseguir que el baño en la piscina inflable sea seguro, una supervisión constante y otras medidas de seguridad para evitar descuidos. Aprovechamos para recordaros los consejos de seguridad en la piscina.

Los investigadores encontraron que la mayoría de los casos de ahogamiento en piscinas portátiles e inflables involucran a niños menores de cinco años (94%) y ocurren en sus propios patios o jardines durante los meses de verano.

El doctor Gary Smith y su equipo investigaron las circunstancias de todas las muertes por ahogamiento en piscinas portátiles e inflables de niños menores de 12 años desde 2001 a 2009 en Estados Unidos.

Los resultados, publicados en la revista "Pediatrics", mostraron que la mayoría de las muertes se debieron a "lapsos breves en la supervisión" y otras resultaron cuando los niños "encontraron formas de superar las barreras que se habían colocado para mantenerlos seguros":

En el 18% de los casos, una interrupción breve en la supervisión, como socializar con los vecinos, contestar el teléfono o llevar a cabo otras tareas, fue suficiente para que el evento de inmersión ocurriera.

Otras medidas para evitar un ahogamiento serían evitar que los niños tengan acceso a la piscina cuando el adulto no está presente (aunque sean sólo unos minutos), mantener seguros a los niños cuando están dentro de la piscina y estar preparados para responder a la emergencia si ocurre una lesión por inmersión.

Los investigadores encontraron también una "falta de accesibilidad" a las herramientas de prevención de ahogamiento, como vallas de seguridad para aislar a las piscinas, cubiertas de seguridad, escaleras portátiles y alarmas diseñadas específicamente para este tipo de piscinas. Muchos de estos accesorios son demasiado costosos, no están disponibles o sencillamente los compradores ni saben que existen.

Después de conocer un par de casos de niños ahogados en piscinas (aunque no hinchables) tengo muy claro que ni en el mar ni en la piscina (ni en casa con piscina) se puede dejar a los niños sin supervisión.

Las piscinas hinchables pueden ser peligrosas, y para que sean seguras a la par que divertidas habremos de estar con cuatro ojos y procurar que éstas cumplan todas las medidas de seguridad.

Vía | BBC Mundo Más información | Pediatrics Foto | stevendepolo en Flickr En Bebés y más | La piscina, una experiencia rica para el desarrollo del niño, Precauciones de verano: a la piscina con niños, Previniendo ahogamientos infantiles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos