Compartir
Publicidad

Los accidentes del verano

Los accidentes del verano
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria dio a conocer una cifra alarmante.

Mil niños menores de un año mueren al año en accidentes como caídas, ahogos, quemaduras y sofocación.

El verano es una época muy propensa para que sucedan este tipo de fatalidades, por lo que los padres debemos extremar las precauciones al sol, en las piscinas y no quitarles ojo de encima.

Otro dato que asusta: únicamente los traumatismos causan más muertes en los niños españoles que el cáncer, los defectos congénitos, la neumonía, la meningitis y las enfermedades cardiacas, en conjunto.

Las piscinas son sitios donde se pueden producir graves accidentes. Un resbalón en el borde de la piscina o una mala caída al agua pueden causar desde un simple corte a traumatismos fatales que incluso podrían causar parálisis o la muerte. Ni hablar de los ahogamientos. La mayoría podrían ser evitados si los padres extremamos la vigilancia. Aunque haya un socorrista en la piscina, los padres no podemos confiarnos y dejar a los niños exclusivamente bajo su vigilancia, aunque tengan manguitos o flotador.

Por supuesto, siempre colocarles protección solar alta, un sombrero, evitar las horas del día que hace más calor, darles mucho líquido y refrescarlos frecuentemente.

Además, las insolaciones, las picaduras de insectos, los golpes de calor, la deshidratación y las intoxicaciones son los accidentes estrella del período estival, que con simples medidas se pueden evitar.

Vía | Terra Más información | pediatraldia | lavidapordelante En Bebés y más | Los accidentes caseros son la primera causa de mortandad infantil En Bebés y más | Prevenir accidentes caseros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos