Compartir
Publicidad

La mitad de los niños madrileños debería llevar gafas‏

La mitad de los niños madrileños debería llevar gafas‏
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un estudio reciente desvela que la mitad de los niños madrileños necesita llevar gafas o lentillas. Esto hace que Madrid sea la ciudad donde más niños necesitan usar algún sistema de corrección, según el V Estudio de Salud Visual de los Españoles.

Este estudio, que ha sido llevado a cabo por Ipsos Salud para la empresa Transitions Optical, muestra que el 88% de los padres no sabe que la sobreexposición a los rayos ultravioletas (que vienen del sol) puede provocar daños en la vista y por ello no toman medidas preventivas, que en los niños son más importantes si tenemos en cuenta que pasan al aire libre una media de 27 horas a la semana, más que los adultos. De hecho, solo el 6% de los niños utiliza gafas que protegen de la radiación ultravioleta.

No es que los padres desconozcan los efectos nocivos del sol, ya que el 35% (y yo diría que más), es consciente de los riesgos que conlleva una exposición continuada al sol, sin embargo, cuando se habla de los ojos, sólo un 12% es consciente del peligro.

El 87% de los participantes en el estudio considera oportuno que se inicien las revisiones visuales antes de los 6 años de edad, aunque sólo el 17% visitó al oculista por primera vez antes de los 9 años.

Comentarios acerca del estudio

Transitions Optical, quien ha subvencionado dicho estudio, es una empresa fabricante de lentes fotocromáticas, dato que hace que me cueste creer (aún más) los resultados del estudio.

La mitad de los niños de Madrid son muchísimos niños y, si esto fuera cierto, la salud ocular de los niños de hoy en día sería mucho peor que la de hace años. Este aumento de problemas se achaca al efecto nocivo de los rayos ultravioletas, del cual no dudo, sin embargo, recuerdo que en mi época de niño pasábamos probablemente muchas más horas al aire libre que los niños de ahora y teníamos seguro menos problemas, porque eran muy pocos los que realmente tenían que llevar gafas.

Con respecto a la falta de revisiones, desconozco el funcionamiento del sistema de salud de la Comunidad Autónoma de Madrid, pero en Catalunya, por ejemplo, a los cuatro años se hacen los primeros tests para evaluar la visión de los niños en la revisión de rutina efectuada en el centro de salud y sólo cuando se observa alguna anomalía se deriva al niño al oculista. De este modo son muy pocos los niños que acuden a revisión en el oculista, pero muchos los que ya han sido evaluados.

Vamos, que tengo la sensación (que seguro muchas habréis tenido al leer el titular), de que se está vendiendo humo y miedo para que los padres realicen prevención comprando gafas de sol a sus hijos.

No quiero decir con esto que no las necesiten, ya que sí es cierto que el sol puede ser culpable de alguna alteración ocular. Mi hijo, de hecho, las lleva cuando hace sol y tiene 4 años, ya que soy consciente de que, igual que el sol me molesta a mí, le molesta a él. Ahora bien, de ahí a tener que utilizar gafas graduadas o lentillas (la mitad de los niños de Madrid) por no haber llevado gafas de sol, seguro que va un trecho.

Vía | ABC Foto | EgoAnt en Flickr En Bebés y más | Consejos para comprar gafas de sol infantiles, Las gafas de sol para niños previenen enfermedades oculares, Los menores de tres años deben usar gafas de sol

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos