Compartir
Publicidad

Incidencia de infecciones con la escolarización

Incidencia de infecciones con la escolarización
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Todos los padres que hayan llevado a sus peques a la guarderia durante sus primeros años de vida, habrán sufrido el temible ataque de los virus y bacterias a sus hijos nada más entrar en la guarderia. A veces no llevan ni una semana cuando comienzan a estar malitos. En muchos casos, los papás se asustan cuando ven que su hijo que apenas acaba de salir de un resfriado, comienza con una gastroenteritis seguido de un ataque de gripe.

Esta relación entre escolarización e infecciones que es tan conocida se ha llevado a la estadística gracias a un grupo de médicos vascos que han querido reflejar numéricamente en un estudio las diferencias en el número de episodios infecciosos que existen entre los niños que van a la guarderia, respecto a los que son cuidados en casa, analizando también la influencia de la edad de escolarización. Los resultados dan notables diferencias. Se estudiaron 764 niños (52.2% niños y 47.7% niñas) nacidos entre enero de 2001 y diciembre del 2003. Lógicamente, se encontraron un mayor número de episodios de patologías infecciosos entre los que estaban escolarizados frente a los que no, durante los tres primeros años de vida. Vieron que las mayores diferencias se encontraban entre los menores de un año, es decir, este grupo de edad sufría más la diferencia entre ir a la guarderia o no.

También analizaron si la existencia de hermanos mayores podria influir en la incidencia de estos cuadros infecciosos, concluyendo que si se tiene hermanos menores de 6 años se aumenta el riesgo de enfermar durante el primer año de vida entre los niños que no van a la guarderia, pero que no modifica la incidencia de infecciones a los que si van.

Al final del estudio recogieron nada más y nada menos que 4.046 episodios infecciosos. 2.045 fueron en los escolarizados y 1.611 en los que no, siendo esta diferencia estadísticamente significativa. En el 15.6% del total fue necesario utilizar antibióticos. También resulta interesente que el número de consultas al pediatra y a urgencias también fue muy diferente y estadísticamente significativo. En cambio, no lo fue el número de ingresos en el hospital. No existieron diferencias entre sexos tampoco.

Vía | Anales de Pediatría En Bebés y más | Niñera o guarderia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos