Compartir
Publicidad
Publicidad

Encopresis o incontinencia fecal

Encopresis o incontinencia fecal
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Se define a la encopresis como la pérdida ocasionalmente voluntaria o involuntaria de las heces en niños mayores de cuatro años. A esta edad ya han aprendido a ir al baño; a partir de los dos años, muchos niños son maduros y han recibido estímulo para controlar las ganas de hacer caca. Pero como casi todo, depende del desarrollo del niño.

La encopresis puede ser ocasionada por problemas orgánicos que son importantes descartar o por motivos psicológicos, necesarios solucionar. El diagnóstico se puede determinar a partir de sufrir estos episodios una vez al mes durante tres meses, tratándose de una encopresis grave si se produce una vez al día, y leve si sucede menos de una vez por semana. A su vez, se diferencia en primaria, si el niño nunca ha controlado su esfínter y secundaria, si ha habido un largo periodo de control.

Retomando las causas, una patología orgánica como el estreñimiento, puede provocar que la materia fecal dura quede retenida en el colon, por lo que cedería el paso de las heces semilíquidas. En este caso, el niño no es consciente y puede suceder tanto de día como de noche. En otros casos puede tratarse de falta de educación o entrenamiento para controlar la eliminación de las heces, estando ausentes del reflejo adecuado para ir al baño en momentos concretos.

Las causas psicológicas pueden estar ligadas a un sistema desafiante para llamar la atención, problemas emocionales, tensión interna por un cambio de colegio, la llegada de un hermanito, etc. En cualquier caso, este problema suele causar vergüenza a los niños, pérdida de autoestima y sentimiento de culpabilidad, por lo que generalmente este tema se suele ocultar.

El principal tratamiento es evitar el estreñimiento, si existe, se debe adecuar la dieta aumentando el contenido en fibras, legumbres, frutas, cereales integrales y abundante agua y líquidos que ablandarán las heces y aliviarán las posibles molestias a la hora de ir al baño.

Si el problema es psicológico, deberá será evaluado por el especialista que os ayudará a solucionar la incontinencia fecal. Además, el apoyo incondicional que debe recibir el niño por parte de los padres en cualquiera de los casos que produzca encopresis, será una gran ayuda para que la autoestima no decaiga.

Más información | Nlm

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos