Compartir
Publicidad
Publicidad

El producto más peligroso de consumo, los juguetes

El producto más peligroso de consumo, los juguetes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si la mayoría de los padres podíamos creer que algunos productos superaban a los juguetes en peligrosidad estábamos equivocados, un informe elaborado por la Unión Europea determina que los juguetes son el producto de consumo más peligroso de Europa, incluso supera a los aparatos eléctricos.

El informe del RAPEX (Sistema de Alerta Rápida para Productos de Consumo no Alimentarios) así lo indica. Gracias al RAPEX, cada autoridad nacional de los países que conforman la UE, puede notificar a la Comisión de Productos cualquier problema relacionado con un producto siempre que no sea de carácter alimentario, para eso ya se encargan otras competencias.

La información es procesada y se distribuye por el resto de países para que se tomen las medidas oportunas, prohibiendo el producto y vetando la comercialización. Pues bien, al parecer el producto estrella en la notificación de incidencias han sido los juguetes, alcanzando un total de 221 notificaciones, volumen que representa un 24% de la totalidad. Le siguen los aparatos eléctricos con un 19%, vehículos de motor con un 14%, etc.

Juguetes_peligros_ue.JPG
Parece ser que el país que se encuentra más pendiente de la seguridad de los productos de consumo es Alemania, ya que de un total de 924 notificaciones realizadas por todos los países, 144 pertenecen a este país, le siguen Hungría, Grecia, Reino Unido y España. Un dato verdaderamente alarmante y que nos debe poner a todos sobre aviso, vigilando concienzudamente los juguetes que adquirimos para nuestros hijos, es el que se refleja en las estadísticas. Hemos pasado de 388 notificaciones de peligrosidad en el año 2004 a nada menos que 924 en el año 2006, sin duda pueden haber ocurrido dos cosas, o los consumidores y organismos competentes de cada país, se toman mucho más en serio el tema de la seguridad de los productos o se comenten más irresponsabilidades por parte de los fabricantes.

Nosotros nos decantamos por la primera opción, de hecho, en nuestros círculos de amistad vemos reflejada mayor preocupación por lo que se compra en todos sus aspectos, especialmente si estos productos se encuentran destinados al uso de los más pequeños.

Los riesgos pueden ser variados, por la composición del juguete, por sus funciones, etc. Ahora debemos hablar del país que se lleva la palma en cuanto a reclamaciones se refiere, hasta el 48% de todas las notificaciones aluden a los productos que llegan de China (recordemos la gran cantidad de juguetes chinos que existen en España).

Esta es una de las razones por la que la Unión Europea vigila muy de cerca todos los productos que llegan de ese país, no es nuestra intención en absoluto vetar los productos chinos, seguro que existen fabricantes competentes que velan por la seguridad de los usuarios de sus productos, pero es necesario realizar un ruego a todos los padres y que supervisen en la medida de lo posible los juguetes que son para sus hijos, especialmente cuando presentan una dudosa procedencia o no incorporan el sello de la UE que garantiza su seguridad.

Vía | El Financiero Más información | Unión Europea (RAPEX) Más información | El Correo Digital En Bebés y más | Juguetes peligrosos En Bebés y más | Consulta la red de alerta de los productos peligrosos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos