Compartir
Publicidad

El niño se ha hecho un corte en el labio, ¿cómo curarle?

El niño se ha hecho un corte en el labio, ¿cómo curarle?
0 Comentarios
Publicidad

Las caídas son muy frecuentes entre los niños. Al correr, trepar y jugar es normal que se golpeen y hagan daño en la boca, generalmente un corte o una laceración en la piel del labio. Parecen muy paratosas porque suelen sangrar e inflamarse mucho, pero se recuperan muy pronto.

Si tienes hijos pequeños, antes que tarde ocurrirá, así que es preferible estar informado sobre cómo curar al niño si se ha hecho un corte en el labio.

Es una zona que suele sangrar mucho e inflamarse enseguida, se pone bastante feo y puede asustar ver tanta sangre, a ti y al niño, por supuesto. Así que lo primero es mantener la calma e intentar tranquilizar al niño para poder valorar el tamaño de la herida y darle los primeros auxilios.

Lo primero que debes hacer es cortar la hemorragia. Para ello necesitarás un paño limpio o una gasa esterilizada con la que deberás hacer presión durante algunos minutos.

El segundo paso es limpiar la herida con agua, si permite que le de el chorro del grifo, mejor para que arrastre cualquier resto de suciedad, especialmente si se ha dado contra el suelo. Recuerda lavarte tú las manos si vas a tocar la zona pero nunca refriegues ni intentes quitar restos de piel.

Una vez limpia, dale unos cubitos de hielo envueltos en un paño o dentro de una bolsa, o si puede chuparlo con los labios, mejor. El frío ayudará a bajar la hinchazón y a terminar de cortar la hemorragia.

Estos son los primeros auxilios que debes darle en casa. Los cortes en los labios cierran rápidamente y no suelen necesitar sutura, pero hay casos en los que sí. Cuando esté la herida limpia y puedes ver realmente la magnitud del corte deberás valorar si basta con la cura que has hecho o necesita atención médica.

¿Cuándo acudir al médico si el niño se ha hecho un corte en el labio?

  • Si tras 10 minutos haciendo presión sobre la herida, la hemorragia no cesa.
  • Si hay un corte profundo de más de centímetro y medio.
  • Si el corte se ha producido con un objeto punzante, oxidado o sucio. Es posible que necesite la vacuna contra el tétanos si no la ha recibido últimamente.
  • Si el corte tiene bordes irregulares.
  • Si tiene suciedad incrustada que no has podido limpiar.
  • Si a las horas o al día siguiente notas signos de infección o temperatura.

Foto | Thinkstock
En Bebés y más | Qué hacer si el niño se da un golpe fuerte en la cabeza

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio