Compartir
Publicidad

Educación para reducir las visitas hospitalarias por asma infantil

Educación para reducir las visitas hospitalarias por asma infantil
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El asma sigue siendo la enfermedad crónica más habitual entre la población infantil. Un estudio australiano realizado por investigadores del Royal Children's Hospital de Herston ha revelado que una buena intervención educativa podría reducir de forma significativa las visitas al hospital, así como su coste sanitario.

Dicha intervención estaría constituida por un programa integral de atención al niño asmático y sus cuidadores, y los datos merecen atención, ya que hablamos de cifras importantes. En concreto, según el estudio se reduciría en un 27% el riesgo de visitas a los servicios de urgencias y en un 21% la tasa de hospitalizaciones.

Esta enseñanza incluye cómo controlar el flujo respiratorio y mostrar a los cuidadores la importancia de hacer cambios ambientales en el hogar (por ejemplo, la eliminación de los disparadores del asma, polen y moho del exterior, los ácaros del polvo del hogar, la piel de gatos, perros y roedores y las plumas de pájaros...).

También es esencial dar respuesta rápida a los principales síntomas (respiración dificultosa, silbidos ocasionales en el pecho, opresión torácica o tos) antes de que se conviertan en una emergencia asmática.

La revisión incluyó un total de 7.843 niños, y también se vio que la educación proporcionaba una disminución de la necesidad de hacer visitas no programadas con el pediatra. Los objetivos fundamentales son que el paciente adquiera mayor autonomía y control de la enfermedad, así como un mayor conocimiento y aceptación social de la misma.

Otros beneficios colaterales serían un menor absentismo escolar o mayor actividad física, mejorando en consecuencia la calidad de vida de los más pequeños.

La enseñanza debería ser suministrada, sobre todo, por el profesional de la salud, que realiza un tratamiento integral para cada niño y que también deberá estar correctamente formado y actualizado para desarrollar dicha función. El proceso educativo ha de iniciarse en el mismo momento del diagnóstico.

La clave está, como vemos, en una formación integral para entender y tratar el asma, lo que me pregunto es por qué no se lleva a la práctica si conlleva resultados tan positivos. ¿Una elevada inversión económica? Probablemente, aunque visto lo visto a la larga los beneficios económicos también serán visibles...

Vía | Consumer En Bebés y más | "Vivir mejor controlando el asma": guía para pacientes asmáticos, La mayoría de los niños asmáticos son “de ciudad”, Dar antibióticos a bebés podría duplicar el riesgo de padecer asma, Deporte, aconsejable para niños asmáticos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos