Publicidad

Cuidado con estos productos: no son alimentos pero podrían causar reacción en niños alérgicos
Salud infantil

Cuidado con estos productos: no son alimentos pero podrían causar reacción en niños alérgicos

Publicidad

Publicidad

Los padres de niños con alergias alimentarias debemos estar siempre muy alertas, pues los alimentos no son el único peligro al que nuestros hijos están expuestos. Y prueba de ello es la triste noticia de la que nos hacíamos eco hace unos días, sobre el fallecimiento de una niña alérgica a los lácteos por una reacción a la pasta de dientes.

Ante esta noticia, muchos se preguntan incrédulos: ¿es posible que una pasta dentífrica contenga proteína láctea? Y la respuesta es sí. De hecho, son muchos los productos de cosmética y útiles escolares que contienen ingredientes alérgenos, como proteínas de leche, huevo, soja, gluten o frutos secos.

Material escolar

material escolar

Los niños con alergias alimentarias graves y alergias por contacto deben prestar mucha atención al material escolar, pues podría desencadenarles una reacción si entre sus ingredientes se encuentra el alérgeno al que están sensibilizados.

Por ello, antes de comenzar el curso escolar, los campamentos de verano o cualquier otra actividad educativa es muy importante informar al centro sobre la alergia del niño, aportar un dossier actualizado del médico e informarse acerca de los productos y materiales que se emplean.

Por suerte, cada vez más fabricantes de material escolar están concienciados con las alergias en la infancia, y elaboran sus productos libres de alégenos o lo especifican claramente en sus etiquetados.

En cualquier caso, ante alergias graves es recomendable que los padres nos informemos previamente con el fabricante, para asegurarnos que los productos que nuestros hijos utilizarán en el aula son seguros para ellos.

Algunos de los productos que podrían contener ingredientes alérgenos o trazas son:

Témperas

Algunos tipos de témperas, tanto las que se aplican con pincel como las de tubo, contienen entre sus ingredientes trazas o alérgenos como la soja, las legumbres, o incluso los cítricos. También es posible encontrar témperas con trazas de lactosa.

Acuarelas

Al igual que ocurre con las témperas, las acuarelas también pueden contener ingredientes alérgenos, siendo los más habituales el sirope de cereales (que puede provocar reacción a los alérgicos a los cereales y celiacos) y la fécula de patata (que podría provocar reacción a los alérgicos a este tubérculo).

Ceras

Para la elaboración de las ceras, algunos fabricantes utilizan ingredientes como grasa de cerdo, soja o incluso derivados de la ternera. Estos ingredientes podrían desencadenar reacciones en los alérgicos a estos alimentos.

Pinturas de dedos

Las pinturas de dedos, muy utilizadas por los niños en las guarderías y la etapa de Infantil, pueden contener sirope de cereales, así como otros alérgenos o trazas derivadas de los cítricos.

Tizas

Las clásicas tizas blancas y de colores que se utilizan en los colegios, pueden contener caseína, una proteína presente en la leche causante de la mayoría de las alergias a este alimento. Otras también contienen lactosa o trazas de lactosa o/y de proteínas de leche.

Rotuladores y pinturas de color rojo

El colorante rojo E-120, también llamado carmín o extracto de cochinilla, se obtiene de las hembras desecadas del insecto Dactylopius coccus Costa (cochinilla), al que algunas personas son alérgicas.

Aunque es frecuente encontrar este aditivo en la industria alimentaria (chucherías, yogures de fresa, helados, productos cárnicos...), también podemos verlo en otros productos como lápices y rotuladores de color rojo.

Plastilina

La plastilina, que tanto gusta a los peques y que puede encontrarse en todos los colegios desde primer curso de infantil, suele contener gluten, por lo que podría causar una reacción si el niño celiaco se la mete en la boca o ingiere un trozo de manera accidental.

Algunas también contienen sirope de cereales, o trazas derivadas de las legumbres o el trigo.

Productos de higiene y cosmética

alergia

Además de ciertos perfumes, aceites esenciales y plantas, susceptibles de desencadenar reacciones alérgicas en cualquier persona, los cosméticos y productos de higiene también pueden estar elaborados con sustancias de origen animal y vegetal que podrían afectar a personas con alergias alimentarias.

Entre los alimentos de origen animal más utilizados en cosmética están el huevo y la leche; aunque también podemos encontrar ingredientes derivados de la apicultura como la miel, la jalea real o el propóleo.

En lo que respecta a ingredientes vegetales, los más comunes son los obtenidos de semillas y frutos secos, así como cereales y cítricos.

Las reacciones en niños con alergias severas a estos alimentos pueden llegar a ser graves con la simple inhalación del producto o el contacto directo sobre la piel o mucosas.

Según el artículo 19 del Reglamento 1223/2009 sobre productos cosméticos, todos los productos deben contener el listado de ingredientes, pero lo cierto es que en muchas ocasiones se hace difícil leerlo. Por eso, lo recomendable antes de utilizar un producto nuevo en una persona alérgica, es consultar con el fabricante.

Algunos de los productos de cosmética e higiene que pueden desencadenar un cuadro alérgico en niños con este problema son:

Maquillajes infantiles

Pintarse la cara cuando llega Carnaval, o en cumpleaños y celebraciones es muy divertido para los peques, pero puede entrañar riesgos en niños alérgicos a ingredientes como la soja, las legumbres, los cítricos o las proteínas de la leche, pues ciertos maquillajes (ya sean en barra o en crema) contienen alguno de estos ingredientes.

Además, hay que prestar atención a los alérgicos al colorante E-120 (extracto de cochinilla), pues puede estar presente en barras de labios de color carmín.

Toallitas húmedas

Las clásicas toallitas húmedas que utilizamos para la zona del pañal, así como las toallitas desmaquillantes podrían contener proteínas lácteas o trazas, y provocar una reacción por contacto.

Geles de baño, champús y acondicionador de pelo

Ingredientes o trazas de ciertas frutas, proteínas de leche, huevo, cereales y frutos secos suelen ser los alérgenos con frecuencia más utilizados en este tipo de productos.

Pasta de dientes

Aunque las reacciones alérgicas a la pasta de dientes suelen producirse, en la mayoría de los casos, por el mentol, no debemos perder de vista el resto de ingredientes pues, como hemos comentado al inicio, también podrían contener otros alérgenos como proteínas de leche o trazas.

Cremas hidratantes

Y mucho cuidado también con las cremas hidratantes, ya sean corporales, faciales, de manos, cremas de pañal o incluso cremas de protección solar. En algunas ocasiones las proteínas lácteas o las trazas de leche forman parte de sus ingredientes.

Productos de uso cotidiano con presencia de látex

Globos

Y aunque el látex no sea un alimento, hemos querido incluirlo en nuestro listado porque son muchísimos los productos de uso habitual que lo contienen, y que pueden desencadenar una reacción alérgica en niños.

A los clásicos guantes y otros productos sanitarios que a todos se nos viene a la cabeza, se suman objetos tan cotidianos como algunos tipos de pegatinas (las que se pegan y despegan sin dejar rastos, como los gomets), material escolar (pegamento, goma de borrar, bolígrafos con almohadillas...), globos, tiritas, tapones de algunos envases, muñecas y juguetes, pelotas, útiles para el bebé (tetinas, chupetes, pezoneras, mordedores...)...

Podeis consultar el listado completo en la web de AEPNAA.

Como puede verse, son muchos los productos susceptibles de contener ingredientes alérgenos o trazas en su composición. Por ello, la lectura del etiquetado es imprescindible, y en caso de dudas se recomienda ponerse en contacto con el fabricante.

Fotos | iStock

Más información | Immunitas Vera, AEPNAA

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir