Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunos riesgos de la natación para bebés y niños

Algunos riesgos de la natación para bebés y niños
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La natación para bebés o matronatación es beneficiosa en muchos aspectos, tanto para el pequeño como para mamá o papá que lo acompañan. Sin embargo, existen algunos riesgos en la práctica de natación para los bebés que pasamos a enumerar.

La mayoría de ellos se controlan con un adecuado sistema de desinfección y mantenimiento del agua (recordemos cuáles son las mejores piscinas para bebés) y mediante una atención constante de los adultos.

Según un artículo de la Asociación Española de Pediatría, existe riesgo de que los bebés y niños más pequeños presenten estos problemas y enfermedades relacionados con la natación:

  • la hiperhidratación por la ingesta de agua
  • la conjuntivitis química por cloro (sobre todo en verano, ya que el sol contribuye más a ello)
  • la conjuntivitis infecciosa vírica (por adenovirus, muy contagiosa y prolongada) o bacteriana
  • la infección de córnea en niños con lentillas (queratitis, que en algunos casos puede ser grave)
  • el molluscum contagiosum (infección de la piel a modo de verruga con centro deprimido que se propagan por el resto de la piel y especialmente contagiosa en piscinas)
  • infecciones de los pies por hongos (sobre todo en duchas)
  • la pitiriasis versicolor (infección de la piel de la espalda por hongos)
  • las diarreas
  • la quemadura solar (con el consiguiente riesgo ulterior de cáncer de piel)
  • los traumatismos
  • el ahogamiento: este es el peligro más importante que deriva de la desatención por parte de padres o monitores

bajoelagua
En el caso de las infecciones, se propagan en su mayoría por el agua, aunque habitualmente son benignas. En el caso de los traumatismos o ahogamiento, son motivo de un gran número de muertes al año y, caso de sobrevivir, de lesiones cerebrales graves y permanentes.

Además, recordemos que la Asociación Española de Pediatría no desaconsejaba la natación con bebés, a pesar de las noticias que hablan de posibles problemas respiratorios en los pequeños debido al exceso de cloro.

Aunque sí remarcaba que había que escoger piscinas especialmente preparadas para bebés: según la propia AEP este incremento del riesgo no sucede si en las piscinas existen unos niveles de cloración del agua dentro de los limites establecidos y la aireación de las instalaciones es adecuada.

Cómo prevenir los riesgos

¿Cuáles son los consejos médicos para prevenir dichas enfermedades y problemas relacionados con la natación infantil?

  • El acompañamiento y vigilancia exhaustiva del niño que evite la inmersión accidental
  • Si es al aire libre, la aplicación de cremas contra el sol de máxima protección y especiales para niños antes y durante (cada hora o menos) la actividad
  • Con respecto a las infecciones, el riesgo a padecerlas es mayor en piscinas masificadas (generalmente las públicas) y su prevención no es fácil: el uso de chanclas nada más salir evitaría las infecciones por hongos en los pies, y en niños con lentillas éstas no deben usarse.
  • La elección de piscinas que cumplan la normativa de desinfección y aireación

Como vemos, existen algunos riesgos asociados a la natación de niños y bebés, aunque los beneficios asociados y la relativamente fácil prevención de los riesgos hacen que no se desaconseje esta actividad.

Vía | Asociación Española de Pediatría Fotos | tomeppy y peasap en Flickr En Bebés y más | Cloración de las piscinas infantiles y riesgos según la Asociación Española de Pediatría, Los niños que abusan de los baños en piscinas tienen más riesgo de padecer asma y alergias, Atención al exceso de cloro en las piscinas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos